Argentina y Cuba consolidan relaciones

arg-cub_acto-40-aniv-2

Buenos Aires, 1 jun (PL) Argentina y Cuba ratificaron esta semana su disposición a fortalecer sus relaciones que restablecieron hace 40 años, la cual contribuyó a romper el aislamiento al que Estados Unidos pretende mantener la Isla en la región.

Ese acontecimiento en 1973 tuvo una connotación especial en el contexto latinoamericano en ese momento por el peso sustancial que tiene Argentina en el continente, resaltó el embajador cubano Jorge Lamadrid al comentar a Prensa Latina sobre la efeméride.

Con esa iniciativa Argentina le decía basta al bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba, y contribuyó a que otros países de la región siguieran su mismo camino, remarcó.

El restablecimiento de los nexos tuvo lugar el 28 de mayo de 1973 durante una visita a Buenos Aires del entonces mandatario cubano, Osvaldo Dorticós, quien viajó para asistir a la asunción presidencial de Héctor José Cámpora, considerado uno de los pilares de la democracia argentina.

“La decisión se adoptó en un momento histórico muy particular; finalizaba la dictadura militar que había usurpado el poder en 1966”, rememoró en un acto oficial por la ocasión el subsecretario de Política Latinoamericana de la Cancillería argentina, Diego Tettamanti.

Argentina volvía a vivir la esperanza de recobrar su autonomía interna y externa, luego de casi dos décadas de políticas de seguridad, defensa, económica y social, acordes con los intereses de la potencia hegemónica occidental, con graves consecuencias sobre nuestra soberanía, cultura, derechos y evolución social, resaltó el funcionario.

En ese contexto, los cancilleres Juan Carlos Puig, de Argentina, y Raúl Roa, de Cuba, rubricaron la declaración conjunta para restablecer las relaciones bilaterales.

“Compartimos valores comunes por la soberanía de los pueblos, el valor de la paz y la seguridad, el derecho internacional como base de solución de los conflictos y el activo accionar en espacios regionales y multilaterales”, recalcó Tettamanti sobre la postura de ambos países. En esa convicción se inscribe el apoyo cubano a la soberanía de las Islas Malvinas, y el respaldo argentino a Cuba ante “el repudiable e inexplicable bloqueo económico, comercial y financiero que le es impuesto por Estados Unidos”, subrayó.

Luego de destacar el rol dinámico y vocación regionalista por el bien común de todos, de Cuba en la Comunidad de Estados latinoamericanos y Caribeños y su positiva participación en el proceso de paz en Colombia, Tettamanti propuso declarar el 28 de mayo como Día de la Amistad Argentino-Cubana.

Por su parte, la vicecanciller cubana Ana Teresita González resaltó la contribución hecha a estas relaciones por las visitas a Argentina del líder de la Revolución, Fidel Castro. Luego de la primera en 1959, y a la Cumbre Iberoamericana de Bariloche en 1995, Fidel Castro asistió a la asunción presidencial de Néstor Kirchner el 25 de mayo de 2003, estancia en la que pronunció un memorable discurso, que aún aquí se recuerda, en la escalinata de la Facultad de Derecho de Buenos Aires.

Su último viaje a Argentina fue en 2006 para asistir a la Cumbre de Mercosur, a partir del convenio denominado “Cuatro más Uno” que tienen Cuba y ese mecanismo de integración regional que componen hoy Argentina, Brasil, Uruguay y Venezuela, y al cual se sumará próximamente Paraguay.

Muestra del excelente estado de estos nexos fueron las visitas de la presidenta Cristina Fernández en enero de 2009 y el pasado enero, que “dieron un impulso decisivo a las relaciones bilaterales entre nuestros países”, afirmó González.

Y como parte de su vocación solidaria y en defensa de la soberanía de los pueblos, Cuba apoya decididamente las legítimas aspiraciones argentinas de recuperar las Islas Malvinas, ratificó la vicecanciller.

Comentarios con Facebook