Informe advierte sobre posible derrota de EE.UU. en Afganistán

bandera-eeuu

Washington, 1 jun (PL) Estados Unidos corre el riesgo de una derrota en Afganistán si carece de los recursos necesarios antes y después de la retirada del grueso de sus tropas en 2014, señala un informe sobre el tema.

El estudio elaborado por el exjefe de las tropas estadounidenses en ese país asiático, general John Allen, y otros especialistas, señala que la Casa Blanca todavía está en vías de resolver su principal objetivo, que es impedir que esa nación sea un refugio seguro para la organización Al Qaeda y sus afiliados.

Estados Unidos tiene un plan para alcanzar esa meta central, pero carece de garantías absolutas de éxito, y cualesquiera sean sus ganancias a corto plazo, no podrá sostenerse mucho tiempo a menos que existan progresos adicionales.

Los autores demandaron al Congreso y al presidente Barack Obama acelerar el anuncio acerca de la cantidad de tropas que permanecerán en Afganistán después de la retirada del grueso de las fuerzas de Estados Unidos, prevista para diciembre de 2014.

El texto recomienda que Obama permita la permanencia de unos 13 mil 600 efectivos en suelo afgano para participar en acciones contra el terrorismo y de entrenamiento, que estarían allí como máximo hasta el 2017, lo que ayudaría al desarrollo de las fuerzas de operaciones especiales y la aviación afganas.

La Casa Blanca evalúa actualmente el volumen de militares que dejará en el país asiático, y algunos especialistas sugieren que se mantengan entre ocho mil y 12 mil soldados para garantizar el entrenamiento de las agrupaciones castrenses y las necesidades básicas de seguridad de esa nación.

Los autores del documento aseguran que la mayor amenaza a la estabilidad de Afganistán no son los talibanes, sino el mismo Gobierno de Kabul, debido a su alto nivel de corrupción, y reconocen la necesidad de que exista allí un régimen legítimo capaz de captar la ayuda exterior que necesita de Washington y sus aliados.

Las próximas elecciones afganas están previstas para el primer semestre de 2014, cuando el presidente, Hamid Karzai, culmina su mandato, según la constitución del país asiático.

En la elaboración del informe, publicado por el Centro para una Nueva Seguridad de Estados Unidos, participaron también la exsubsecretaria de Defensa Michele Flournoy y el académico Michael OÂ�Hanlon, especialista de la Institución Brookings, un tanque pensante de tendencia liberal con sede en esta capital.

Alrededor de 66 mil militares estadounidenses están desplegados actualmente en territorio afgano, y la Casa Blanca espera reducir esa agrupación de forma progresiva en los próximos meses.

Desde que Estados Unidos inició la guerra contra Afganistán en octubre de 2001, unos dos mil 220 norteamericanos murieron en ese país, y otros 17 mil 644 resultaron heridos, mientras el costo total aproximado de la contienda para Washington rebasa el billón de dólares, según datos oficiales.bandera-eeuu

Comentarios con Facebook