CIRCO MX

imagen deportes

El destino parecía escrito: Querétaro descendía y La Piedad llegaría como el nuevo equipo de primera división , o al menos eso nos prometieron, los tan celebrados  nuevos reglamentos de la Liga  MX marcan muy claramente que el equipo ascendido no podrá cambiar de sede, por lo menos durante su primer año de estancia en el máximo circuito del football mexicano. Sin embargo es esta liga al parecer nadie respeta los reglamentos, ni si quiera quienes los crearon.

Querétaro compro la franquicia de Jaguares de Chiapas,  y con billetes logro lo que con football fue incapaz, permanecer en primera división.  San Luis se convertirá en Chiapas FC, y La Piedad vendería su derecho a ascenso a favor de los Tiburones Rojos de Veracruz.

En el Ascenso MX, las cosas no son muy diferentes Alarijes de Oaxaca tomo el lugar que Tecamachalco por falta de dinero no pudo tomar, Neza FC desaparece dejando su lugar a los Delfines del Carmen, Atlético San Luis toma la franquicia de Veracruz, y  finalmente  el legendario equipo de Zacatepec deja la tercera división y ocupa el sitio que Irapuato FC tenía en la liga de ascenso.

¿Para que jugar al football?, ¿ Para qué preocuparse del porcentaje?,  ¿ Para qué seguir a un equipo local, que si no tiene medio económicos ni siquiera jugara un partido en primera división?. No solo se trata de un espectáculo deportivo, el football es pasión, es una forma de vida para muchos, no se vale jugar con los escudos y colores que la gente aprecia, no importa si un equipo solo tienen 3 mil fanáticos, se les tiene que respetar y defender lo que su equipo gane en la cancha,  no eliminar ilusiones con los montos de una cuenta bancaria.

Cuando aprendamos como fanáticos y como federación de que el football es algo serio, un deporte que puede llevar un mensaje de superación a quien lo ve, ese día podremos ver a los equipos que lo merecen en cada división , y no aquellos que compran un estatus.

Comentarios con Facebook