El Papa pide fortalecer instituciones democráticas en medio de crisis

papa

Ciudad del Vaticano, 8 jun (PL) El Papa Francisco resaltó hoy aquí la importancia de garantizar el funcionamiento de las instituciones democráticas en el actual contexto de crisis, durante su primer encuentro con el presidente italiano, Giorgio Napolitano.

En un discurso al finalizar una reunión privada de 25 minutos, el Sumo Pontífice se refirió a las complejas circunstancias en Italia y muchos otros países, caracterizadas por una crisis global profunda y persistente que acentúa los problemas económicos y sociales, con peores consecuencias para los sectores sociales más débiles.

Por ello, consideró, es fundamental garantizar y desarrollar la estructura global de las instituciones democráticas, a las cuales en los decenios transcurridos han contribuido de modo determinante, leal y creativo los católicos italianos.

Francisco señaló que en un momento de crisis como el actual es urgente que pueda crecer, sobre todo entre los jóvenes, una nueva consideración del empeño político.

Es necesario que “creyentes y no creyentes colaboren juntos en la promoción de una sociedad en la que las injusticias puedan ser superadas y toda persona sea acogida y pueda contribuir al bien común según su propia dignidad y poniendo a disposición sus propias capacidades”, estimó.

Asimismo, el Papa abogó por el respeto a la libertad religiosa, cuestión que hoy “es más afirmada que realizada”, apuntó.

En efecto, añadió, esta libertad está obligada a sufrir amenazas de diversos tipos y con frecuencia es violada. Es un deber de todos defender la libertad religiosa y promoverla para todos.

Francisco agradeció a Napolitano por el encuentro, que calificó de muy agradable, y expresó su reconocimiento a lo italianos por el afecto con que lo han acogido tras su elección como Papa.

De acuerdo con la Radio del Vaticano, el presidente italiano obsequió al Papa un grabado de cobre del siglo XIX, de autor anónimo, titulado Llegada de Nuestro Señor Pío IX al Palacio Pontificio del Quirinal, así como algunos volúmenes de la Enciclopedia Treccani.

Por su parte, Francisco entregó a Napolitano un tríptico de monedas de la Sede Vacante.

Comentarios con Facebook