Reforma migratoria en EE.UU. genera muchas incertidumbres

migrantes

Washington, 9 jun (ULAN-PL) El logro de una reforma migratoria en Estados Unidos enfrenta hoy un escabroso camino plagado de incertidumbres por lo que puede deparar al plan aprobado por el Comité Judicial del Senado el debate que se abre el próximo martes.

Si bien hay posibilidades prometedoras de que avance, todavía existe mucha incertidumbre sobre la cantidad de enmiendas que pudieran variar su contenido en las próximas tres semanas de debate, señala este domingo un editorial del diario The New York Times.

Aunque reconoce que la iniciativa es imperfecta, el Times alerta sobre los desafíos que enfrenta, en especial ante enmiendas anunciadas sobre seguridad fronteriza y los obstáculos que desafiarán para obtener la ciudadanía un estimado de 11 millones de inmigrantes.

El intento de normativa chocará con la labor de senadores republicanos como Jeff Sessions y John Cornyn, empeñados en hacer fracasar lo negociado por el grupo bipartidista de ocho de sus colegas.

Según el rotativo neoyorquino muchos republicanos siguen sin ver la imprudencia política de matar una reforma que la mayoría de los estadounidenses apoyan, pese al reconocimiento de muchos de sus miembros de que una oposición a cambiar la ley alejará sus planes de retomar la Casa Blanca.

Ante las tentativas de descarrilar la medida, el Times advierte, además, del peligro de que los partidarios del proyecto, desesperados por lograr su aprobación, cedan ante “los obstruccionistas acérrimos” y acepten compromisos que deforman el contenido de la ley más allá que le quite utilidad.

Para muchos analistas el debate pondrá a prueba la frágil coalición que sostiene el proyecto de ley que pudiera ser votado por el Senado antes del 4 de julio.

Ya el próximo martes sus partidarios enfrentan el primer reto, pues para abrir el debate y comenzar con las enmiendas a partir de ese día se requiere una votación con un mínimo de 60 senadores a favor, apoya que aparentemente aun no esta garantizado pese a afirmaciones optimistas del líder de mayoría, Harry Reid, quien asegura que no habrá problema en conseguir ese número.

Al respecto de lo que se avecina, la directora del Consejo de Política Doméstica de la Casa Blanca, Cecilia Muñoz, alertó sobre los planes de Cornyn de supeditar el corazón de la reforma, la regularización de los inmigrantes, a un control operacional de la seguridad fronteriza.

Grupos proinmigrantes ven la enmienda de Cornyn como un peligro serio para la sobrevivencia del proyecto de ley.

El tema migratorio será en los próximos días el centro de atención en Washington, ya que la reforma es el asunto de más alta prioridad para el 78 por ciento de los votantes latinos, además su voto pudiera determinar en próximos comicios el entierro de los republicanos, algo que no es ajeno a esa agrupación, revelan encuestas.

Comentarios con Facebook