Apoyo espiritual sudafricano a Mandela en su segundo día de ingreso

nelson-mandela

Pretoria, 9 jun (PL) Nelson Mandela, el expresidente de 94 años, 67 de ellos combatiendo al apartheid racista, incluidos 27 preso, afronta con similar entereza su ingreso por una infección pulmonar en un hospital de esta ciudad donde cumple hoy su segundo día.

Aunque el gobierno no ofreció un nuevo informe médico sobre su estado después del que ayer lo calificó grave pero estable, tampoco añadió ningún nuevo indicio negativo, mientras millones de sudafricanos se mantenían expectantes y rezaban por su mejoría.

Las oraciones y votos de buena voluntad por uno de los héroes más queridos de Sudáfrica podían apreciarse hoy en cientos de centros de culto de distinto credo en todas las regiones del país, tras su hospitalización este sábado.

Uno de esos sitios es la iglesia católica de Regina Mundi en el afamado municipio de Soweto, Johanesburgo, antigua plaza de luchas para Mandela y sus partidarios, donde cientos de personas le dedicaron su misa dominical.

“Le deseamos una rápida recuperación, debe ponerse bien. Sabemos lo que hizo por nosotros. Todo el país, negros y blancos, le deseamos el bien”, declaró el residente de Soweto Mlugisi Sekhosana.

Miles de creyentes de otras confesiones aprovecharon los servicios religiosos dominicales de sus iglesias y centros de culto para rezar por el héroe, cuya última aparición pública fue en el Mundial de Fútbol de 2010 celebrado aquí.

Medios de prensa y participantes de esos actos de apoyo espiritual a Mandela ante la gravedad de su estado recordaban este domingo el estoicismo experimentado por el héroe frente a otros momentos difíciles en los que nunca se dio por vencido.

El primer presidente negro en las también primeras elecciones democráticas de Sudáfrica (1994) se convirtió entre los 60′ y mediados de los 90′ en símbolo mundial de la persistencia en la lucha por una causa social y por el triunfo sobre la adversidad.

A esas evocaciones por la salud de Mandela se sumó el presidente Jacob Zuma, quien pidió a sus compatriotas que dedicaran sus oraciones a Madiba, sobrenombre en lengua de la etnia xhosa a la que pertenece el expresidente.

“Nuestro Madiba debe recuperarse, nosotros también debemos rezar por él”, declaró el Jefe de Estado en una reunión del gubernamental partido Congreso Nacional Africano del que Mandela fue uno de sus líderes.

Una declaración de esa organización afirma que mantiene a expresidente y a su familia en sus pensamientos y plegarias y llama a los sudafricanos y a los ciudadanos del mundo a hacer lo mismo.

El ingreso de emergencia este sábado por decisión médica tras agravarse su salud es el cuarto desde diciembre último, el más reciente en abril pasado. También había sido hospitalizado en enero de 2011.

La afección pulmonar por la que Mandela ha recibido tratamiento son asociadas por los médicos a una tuberculosis anterior adquirida en las cárceles donde estuvo preso por 27 años por sus luchas contra el apartheid.

Entre los lugares donde el exgobernante estuvo encarcelado figura la isla-prisión de Robben Island, tenebroso centro represivo situado cerca de Ciudad del Cabo donde Mandela permaneció por 18 años y fue sometido a trabajos forzados.

El parte médico ayer de la Oficina de la Presidencia consignaba que el enfermo respiraba por sí mismo, recibía cuidados especializados y los médicos hacían por él “todo lo posible”.

Comentarios con Facebook