LA BELLA Y EL BESTIA

adrianasanchezvaenz

Bella es una joven muy inteligente, hija de un científico y ella sueña con algo más que una vida provincial, un día su padre desaparece, entonces ella angustiada va en su búsqueda, pero al darse cuenta que ha sido secuestrado por una horrorosa y malvada bestia, decide entregarse al secuestrador y sacrificar su vida por la libertad de su padre. Con el paso del tiempo Bella la joven dulce y bondadosa, logra cambiar el corazón amargado y dañado de la Bestia, pues el amor cambia al mundo y a las personas para bien y un día con un beso de amor la Bestia se convierte en un príncipe de ensueño y todos viven felices para siempre.

Si suena hermoso y maravilloso, hasta que despertamos y nos damos cuenta que él bestia que tenemos al lado no va a cambiar y que en efecto esto sólo ha sido un vil ¡CUENTO! Que nos muestra que la mujer aunque sea inteligente, en primer lugar no vale más que un hombre, por lo que siempre debe sacrificarse por él y además debe dejarse maltratar por su pareja, pero que eso no importa porque al final de cuentas si tenemos un corazón bondadoso, le damos amor y comprendemos la razón por la que es un patán, pues va a cambiar y dejara de serlo, para convertirse en un hombre amoroso, dulce y respetuoso.

La verdad es que las mujeres aman demasiado, pues son capaces de permitir atrocidades contra su persona, ya que para eso son programadas desde la niñez, con cientos de historias en las que se muestra que el amor debe de doler, que el amor es más fuerte que cualquier mal trato y que es un sacrificio constante por el ser amado, y luego nos preguntamos; cómo es que hay mujeres que pueden abortar solamente porque el novio se los pidió o cómo hay mujeres que soportan golpes o que simplemente  continúan con ellos aun cuando ellos hayan negado a su propio hijo.

Es cierto que las mujeres cuentan con este prototipo telenovelesco que enseñan los cuentos de hadas y las novelas que veía mamá a las 4 de la tarde, pero también es cierto que aunque las mujeres suelen quejarse el 99.9% del tiempo de los hombres, tampoco hacen nada por defender su integridad.

Una ocasión escuche a un hombre decir a una mujer: “Si continuas con él después de todo lo que te ha hecho, es porque tal vez aún no te ha dolido demasiado y al final tú quieres continuar recibiendo malos tratos”.

En ese momento me indigne porque cómo era posible que él la juzgara, cuando alguien de su genero la había humillado, sobajado y maltratado, cómo era posible que fuese tan frío en lugar de ofrecerle su ayuda. Pero saben él tenía razón, ya que ella no se amaba lo suficiente como para dejar a la bestia que tenía a su lado y que la maltrataba y así ella recibiera toda la ayuda del mundo, jamás dejaría a su agresor, pues mantenía la esperanza de que él cambiaría.

¡Mujeres abran los ojos! LOS HOMBRES NO CAMABIAN POR NINGUNA RAZÓN, para que un hombre te valore y te amé como el príncipe que esperas, primero debes amarte, respetarte y valorarte y nunca permitir que el amor que le tienes a alguien sea mayor que tu amor propio, pues un bestia no se convertirá en príncipe solamente porque así lo esperas o porque sacrifiques tu vida, un bestia siempre será un total y completo bestia, porque no tiene ninguna razón para cambiar si al comportarse  como un patán le han dado todo lo que él ha deseado, sexo, quien le complazca sus caprichos y una sirvienta de tiempo completo, cómo para que modificar su actitud.

Si buscas un hombre de verdad, en todo su esplendor, primero necesitas ser una mujer de verdad, una mujer que se valore, se respete, que no sea rogona, pues la única manera de saber si un hombre te ama, es conociendo el amor verdadero primero y ese lo encuentras dentro de ti y en ningún otro lugar. Para ser amada sinceramente, primero debes darle esa oportunidad a la persona más importante de tu vida, es decir TÚ y después encontraras a ese hombre maravilloso, que te complementara, ya que eres una naranja completa y no necesitas, mitades, necesitas un ser completos que te ame y respete, pero él llegara cuando estés bien, no antes ni después, pues al final siempre recibirás lo que mereces y lo que vales.

Si deseas mandar tus comentarios y sugerencias puedes hacerlo al correo asanchezvaenz@lagazzettadf.com o al twitter @AdrianaVaenz

Comentarios con Facebook