CAPACITACIÓN PARA PROTEGER LA INTEGRIDAD DE HABITANTES DE LA CUAUHTÉMOC

Por la vulnerabilidad de la delegación Cuauhtémoc ante contingencias como los se intensificó la capacitación sobre Protección Civil a todos los sectores de la población y a elementos del Ejército que forman parte del Plan DN-III de ayuda a la población en general.

 

Por instrucciones de Alejandro Fernández Ramírez, jefe delegacional en Cuauhtémoc, se busca abarcar la mayor cantidad de sectores para garantizar la seguridad de los habitantes, afirmó Arlette María Salyano Tourres, directora de Protección Civil de la jurisdicción.

 

Este año, explicó Salyano Tourres, por órdenes del jefe delegacional Fernández Ramírez se imparten los cursos en los barrios de la demarcación, en especial en Tlatelolco, Centro Histórico, Santa María La Ribera, San  Rafael, Tabacalera, Guerrero, Morelos, Juárez, Cuauhtémoc,  Roma y Buenavista, que son las que mayores riesgos presentan ante un sismo de gran magnitud.

 

Asimismo, comentó la funcionaria, este año se pretende atender entre 25 y 30 edificios por cada una de las 33 colonias se integren al programa de Protección Civil.

El objetivo es que cada unidad, edificio y familia un conjunto de vecinos por cuadra, cuando habiten en casas, se capaciten.

 

Esta semana, detalló Salyano Tourres, se impartió un curso de rescate en espacios reducidos para 30 alumnos de la Escuela de Militar Ingenieros de la Secretaría de la Defensa Nacional, en la Unidad Habitacional Nonoalco-Tlatelolco, en el emblemático “La Huella del Nuevo León”.

 

La capacitación constó de la parte teórica y la práctica. En la primera se habló de los riesgos geográficos en el Distrito Federal, tema expuesto por Ramón Rodríguez Hernández, Jefe de Unidad Departamental de Riesgos y Prevención.

 

En  este punto, Arlette María Salyano Tourres precisó que los ingenieros militares bajo el mando del coronel ingeniero industrial Ramón Alfredo Hernández del Villar, conocieron como detectar de forma rápida los riesgos en inmuebles tras alguna  contingencia.

 

Los capacitan para revisar y visualizar grietas, fracturas, desperfectos y peligros latentes en los inmuebles, a fin de  salvaguardar de inmediato a las personas.

 

Salyano Tourres comentó que el adiestramiento consistió en manejo de lesionados y de camillas, extracción en espacios confinados, rapel en rescate y otras técnicas de salvamento, que  fue en el Deportivo Antonio Caso.

 

Este adiestramiento tiene la peculiaridad de que es especializado para bajar o sacar heridos graves, por lo cual el rapel y otras técnicas son suaves y distintas a las que manejan los militares, cuya  prioridad es la rapidez y sorpresa en su entrenamiento.

 

El objetivo de estas capacitaciones, que se imparten a los vecinos,  es integrar y concientizar a la ciudadanía en materia de Protección Civil.

 

En estos momentos, ya se lleva 10% de avance en los cursos de adiestramiento en la mayoría de las 33 colonias, pero la meta es llegar a un 30% de la población esté año.

 

En Tlatelolco se espera abarcar este año por lo menos la tercera parte de los 90 edificios, los cuales en muchos casos no cuentan con un plan  de emergencia, ni con  brigadas ni señalamientos de evacuación  y extintores, carencias que se están subsanando en coordinación con los vecinos.

Comentarios con Facebook