Familia de Gali Molesta; Casa Aguayo se acerca a Agüera y el IEE hace el ridículo

Por Jesús Manuel Hernández 

En los últimos días los acontecimientos electorales de ambos
bandos buscan a como dé lugar acabar de posicionarse entre el
electorado, los datos fríos siguen preocupando a los dos
aspirantes quienes además de soportar el desprecio de los
ciudadanos no conquistados tienen que reprimir sus enojos por
los asuntos internos.

Uno de ellos fue tema principal hace unos días entre el primer
círculo familiar del aspirante de Puebla Unida, quien habría
protestado y reclamado al mismísimo jefe político de la entidad
sobre las insinuaciones amenazantes de su presente y futuro
inmediato.

El desgaste se ha venido dando al interior de los familiares por el
trato que ha recibido el candidato de quienes supuestamente
debían apoyarlo en estos momentos, reclamos y reprimendas
frente a la familia es algo que no ha sido bien recibido.
Tal comportamiento ha llegado incluso a sembrar la idea de que
la elección podría ser negociada en caso de que el proceso
llegara a los tribunales y es que en los primeros círculos de Casa
Aguayo se ha iniciado una acercamiento prudente, pero
eficiente, con el candidato de la oposición y con el visto bueno
del jefe político.

Pero del otro lado también hay desconcierto, la aparición de la
encuesta de Parametría de Francisco Abundis en un diario local
se constituyó como un golpe certero al ánimo de los
colaboradores de Enrique Agüera y el incremento de actitudes
de enojo entre los coordinadores que no tienen el control total
de la campaña.

Si bien la semana pasada los ánimos se levantaron por la visita de
César Camacho, una vez asimilado el mensaje los compromisos
adquiridos por algunos candidatos a diputados derivaron en
molestia. ¿Por qué?

Simplemente por que habían adelantado cooptaciones de
operadores para el 7 de Julio, ante la desconfianza sembrada,
alimentada o provocada intencionalmente por los contrarios,
quienes con documentos como el publicado el lunes intentan
desanimar a los operadores electorales y convencerlos de que se
pasen de su lado a cambio de algunas canonjías programadas en
la oficina de Euquid Castañón, un asunto nada extraño.

Camacho vino además de a criticar al nietísimo como político de
medio pelo, a llamar la atención a quienes han contratado al
margen de la estrategia general a los operadores para el día 7. El
mensaje fue claro, nadie puede operar ese día, salvo la gente del
delegado, nadie debe contratar gente por que eso enturbia y
favorece a los contrarios.

Así las cosas, a partir de hoy la cuenta regresiva no tiene vuelta,
cada error se magnificará, cada acierto se potenciará.
Es de esperarse entonces que en ambos lados se de la orden de
“fuego al enemigo” y entonces los poblanos asistamos no sólo a la
guerra sucia y ofensiva, sino a revelaciones insospechadas sobre
los actores de la contienda un asunto que pretende en el último
de los casos convencer a quienes no han decidido su voto.

Mientras tanto el árbitro, el IEE y su presidente Armando
Guerrero hacen el ridículo por el exceso de protagonismo y la
escasez de conocimientos sobre la ley. Mire usted que ofrecer
que se sumen los votos de los contrarios, ha sido una completa
burla. ¿Y el Congreso del Estado? Calladito se ve más bonito.
Bien dicen en el pueblo “dos cochinos no se huelen”.

 

 

Comentarios con Facebook