Condena Siria ruptura de relaciones diplomáticas ordenada por Mursi

morsi

Damasco, 16 jun (PL) Siria condenó hoy la decisión del presidente de Egipto, Mohamed Mursi, de romper las relaciones diplomáticas y consideró que con dicha acción el mandatario se suma al coro de agresores liderados por Estados Unidos e Israel.

Una fuente oficial de la presidencia de la República Árabe Siria, citada por la agencia de noticias SANA, argumentó que Morsi busca implementar la agenda de la Hermandad Musulmana, a la cual pertenece, mientras sigue traicionando las aspiraciones de libertad del pueblo egipcio.

Siria confía en que esta decisión no refleja la voluntad del hermano pueblo egipcio, con el cual hemos mantenido fuertes y sólidos lazos que han contribuido a mantener la seguridad y estabilidad regional contra los invasores, sobre todo el enemigo israelí, desde los albores de la historia, afirmó.

Para la fuente de la presidencia, la decisión de Mursi se une a las fatwas -ordenanzas islámicas- de ciertos clérigos y jeques de ideología takfirí (extremistas) que urgen al derramamiento de sangre siria, en vez de llamar a la liberación de la tierra palestina usurpada por Tel Aviv, sobre todo Jerusalén.

Criticó que el Ejecutivo del país norteafricano haya solicitado decretar una zona de exclusión aérea en Siria, lo que calificó de violación de la legislación internacional y de la soberanía e integridad nacional.

Subrayó por último que Damasco tiene plena confianza en las virtudes del pueblo egipcio para hacer fracasar esta decisión que tachó de irresponsable y que traerá grave consecuencias a la región.

Ambos pueblos seguirán siendo el corazón palpitante del arabismo e impulsores de nuevas victorias, concluyó la fuente.

Mursi anunció ayer la decisión de cerrar la embajada siria en Egipto y la retirada del encargado de negocios egipcio en Damasco.

Anunció el rompimiento definitivo de las relaciones diplomáticas durante una conferencia en El Cairo en apoyo a los grupos opositores armados que buscan concretar con el apoyo logístico y financiero de gobiernos occidentales y del Medio Oriente el derrocamiento del presidente Bashar al-Assad.

Igualmente, el jefe del Estado instó al establecimiento de una zona de exclusión aérea en Siria, un paso que se baraja en círculos políticos y militares, el cual constituiría una flagrante violación de la legislación internacional, advirtió Rusia.

Tales hechos ocurren en momentos que la administración del presidente de Estados Unidos Barack Obama decidió entregar armamento a las bandas mercenarias que aquí combaten, justificando la necesidad de equilibrar las acciones en el terreno, ante el incontestable avance ofensivo del Ejército Árabe Sirio.

Comentarios con Facebook