Impuestos, comercio, transparencia y tema sirio en agenda del G-8

g_8

Belfast, 18 jun (PL) La Cumbre del G-8, que reúne a los siete países más industrializados del planeta y a Rusia, termina hoy aquí con una jornada en la cual analizan las medidas contra la evasión fiscal, el comercio internacional y la transparencia global.

El tema del conflicto sirio continúa al centro de la reunión que se desarrolla en un hotel de lujo de Lough Erne, en la provincia británica de Irlanda del Norte, mientras se especula acerca de la posible aprobación de un comunicado sobre el asunto.

Las cuestiones referidas a impuestos, comercio y transparencia son tratadas mediante encuentros bilaterales y conjuntos, en los cuales también se han analizado las políticas antiterroristas.

Sobre esto último, los mandatarios ya acordaron rechazar los pagos a terroristas por rescates de personas secuestradas, informó el primer ministro británico y anfitrión del cónclave, David Cameron.

Al finalizar los encuentros de hoy, está prevista una conferencia de prensa de Cameron para comunicar los acuerdos de la cita, y más tarde los otros gobernantes sostendrán por separado encuentros con los medios de comunicación.

Con respecto al conflicto sirio, asunto que se mantiene en la palestra, sobresalen las diferencias de posturas entre Rusia y el resto de miembros del G-8: Estados Unidos, Italia, Canadá, Reino Unido, Francia, Alemania y Japón.

En este sentido, Rusia se ha mostrado en desacuerdo con las intenciones de países como Estados Unidos, Francia y Reino Unido, los cuales se manifiestan a favor de enviar armas a los grupos de oposición en Siria, tras el levantamiento a finales de mayo del embargo europeo, aún cuando Londres y París todavía no toman una decisión.

De cualquier forma, se habla acerca de un posible acuerdo conjunto referido a promover una conferencia de paz en Ginebra, Suiza.

“Nuestras posturas no son del todo iguales, pero nos une la intención común de poner fin a la violencia, de detener el aumento de las víctimas en Siria y de resolver los problemas por medios pacíficos, incluidas las negociaciones de Ginebra”, dijo el presidente ruso, Vladimir Putin, en una rueda de prensa.

El encuentro anual del G-8 se desarrolla en medio de un fuerte dispositivo de seguridad, que incluye unos ocho mil policías armados, dos drones y múltiples helicópteros.

Asimismo, navíos de la Policía y el Ejército británicos fueron apostados en el lago contiguo al hotel sede de la cita, con lo cual quedó asegurada la zona de exclusión.

g_8

Comentarios con Facebook