MegalópolisVolver a Megalópolis

Cuenca del Sistema Cutzamala suministra el 20 por ciento del agua que consume el Valle de México

foto3_130309

La presidenta de la Comisión Especial de la Cuenca del Sistema Cutzamala, diputada Blanca Estela Gómez Carmona (PRI), afirmó que este caudal suministra al Valle de México el 20 por ciento del agua que consume, por lo que es necesario conocer su situación actual y los retos que enfrenta.

 En reunión de trabajo con Fernando González Cañas, el director general del organismo de la Cuenca de Aguas del Valle de México de la Comisión Nacional del Agua, la legisladora indicó que es necesario cuestionar las políticas en el suministro del liquido, ya que existen protestas por carencias de agua; las zonas más afectadas son los municipios de Ecatepec, Naucalpan, Tlalnepantla, Nicolás Romero, Atizapán, Tultitlan, Cuautitlán Izcalli y la delegación de Iztapalapa.

Gómez Carmona recordó que este sistema es un conjunto de obras hidráulicas instaladas en 14 municipios de los estados de Michoacán y México, cuya finalidad es abastecer de agua a la gran cuenca del Valle de México.

Explicó que la Cuenca del Sistema Cutzamala está conformada por siete subcuencas; cada una recolecta en una presa el agua de la región y la transfiere al sistema. Actualmente, el promedio de extracción del agua es de 16 metros cúbicos por segundo, lo que equivale al 80 por ciento de su capacidad instalada.

 Consideró que el crecimiento poblacional y urbano en la región podría demandar más agua y con ello exigir una mayor extracción para abastecer el sistema. Por ello, se requiere conocer su situación y retos que enfrenta.

El diputado Luis Olvera Correa (PRI) consideró indispensable apoyar con recursos a los municipios de Michoacán y del Valle de México para que tengan sus propias plantas de tratamiento, así como a los productores forestales en el municipio de Ciudad Hidalgo, para la conservación de bosques.

  El director general del organismo de la Cuenca de Aguas del Valle de México, Fernando González Cañas, explicó que el Sistema Cutzamala entrega a la región un caudal promedio de 14.7 metros cúbicos por segundo, es decir, en promedio 9 metros cúbicos por segundo al Distrito Federal y 5.7 al Estado de México.

Añadió que la demanda del Valle de México observa un déficit del orden del 3 al 5 por ciento.

 El sistema Cutzamala aporta el 30 por ciento del agua del Distrito Federal y el 25 por ciento al Estado de México, añadió.

 El funcionario de la Conagua detalló que los programas y las prioridades del gobierno federal buscan dar confiabilidad al sistema, lo que implica rehacer y revisar la hidrología, la capacidad de almacenamiento de las presas y la nueva demanda de las localidades que se encuentran a lo largo del sistema. Además, reequipar y ampliar la capacidad el sistema por otros 30  años de vida útil.

 En términos de la calidad del agua, precisó que se detectaron cambios de uso en el suelo y en el líquido de las localidades en la primera sección del sistema, que es la de captación. Además, se tiene una mayor demanda de distintos usos y un mal empleo porque se utiliza para lavar sistemas de drenaje.

   En el tema de mantenimiento a la infraestructura, indicó que el reto es suministrar la cantidad de agua que se requiere de manera confiable al Valle de México, debido a que depende de la presurización de sus sistemas para la captación se requiere reequipar y contar con aparatos de emergencia suficientes para que las plantas de bombeo no paren, precisó.

 González Cañas comentó que para sufragar los costos de operación del sistema, se tienen asignaciones presupuestales por dos mil 937 millones de pesos al año. Del consumo de energía, de 4.2 kilowatts/hora por cada metro cúbico, se dispone de dos mil 350 millones de pesos.

 Añadió que se destinan 90 millones de pesos en sustancias químicas y 325 y 80 millones de pesos en mantenimiento de maquinaria y equipo, respectivamente, de los cuales “se requiere al menos el doble para poder darle robustez y confiabilidad a los sistemas”, estimó.

   Enfatizó que la prioridad es el reequipamiento de las plantas de bombeo en términos de reducir los consumos de energía y los costos de operación, la seguridad en la calidad el agua y dar sustentabilidad al Valle de México en términos hídricos.

    También se requiere resolver el problema de las fugas de agua en la ciudad, ya que se tira el 40 por ciento de lo que se trae. Asimismo, incrementar la reutilización y reducir las extracciones de agua de primer uso, para cuestiones agrícolas o industriales, y construir más plantas de tratamiento, señaló.

 

 

Comentarios con Facebook