Más de mil condenados a muerte fueron ejecutados en EE.UU. desde 1976

inyeccion-letal

inyeccion-letal

 

Washington, 20 jun (PL) Estados Unidos está entre los países donde más se aplica hoy la pena de muerte, en lo que va de año 16 personas fueron ejecutadas y mil 333 desde que en 1976 se instauró la medida.

La ejecución anoche de James DeRosa en una cárcel de Oklahoma fue la segunda en ese sureño territorio y marcó justo la decimosexta que se cumple en el país en este 2013.

DeRosa, de 36 años, fue declarado muerto por inyección letal en una penitenciaría estadual, precisó el portavoz Jerry Massie.

Pero más allá de las causas que lo llevaron a la pena capital -el homicidio en el 2000 de un matrimonio de septuagenarios en el rancho donde trabajaba- muchos se cuestionan aquí su aplicación a la que asocian en no pocas ocasiones al perfil racial del condenado.

Críticos de la pena de muerte afirman que en los últimos cinco años fue aplicada a más de 200 reos (37 en 2008; 52 en 2009; 46 en 2010; y 43 en 2011 y 2012).

Según datos oficiales en la actualidad está en vigor en 32 de los 50 estados de la Unión, aunque también puede ser ordenada para delitos cuya jurisdicción corresponde a tribunales federales o militares.

Dentro del territorio nacional, Texas, con 498, seis de ellas en 2013, es el estado donde más veces se ha aplicado la pena de muerte desde 1976.

En Oklahoma, en 104 ocasiones desde ese mismo año y para el próximo 25 de junio está fijada la tercera de 2013.

Conteos de prensa aseguran que 140 reclusos sentenciados a morir han sido puestos en libertad por errores judiciales, 10 de ellos solo en 2003.

“Hasta que pueda tener una certeza moral de que ningún hombre o ninguna mujer inocentes se enfrentan a la inyección letal, nadie se enfrentará a ese destino”, dijo en el 2000 el entonces gobernador de Illinois George Ryan, después de que se liberara a un condenado que resultó ser inocente.

En la actualidad, Illinois, junto a Maryland, Nueva Jersey, Nuevo México, Nueva York y Connecticut ha abolido esta pena.

Completan la relación de 18 estados en los que no se aplica la pena de muerte Alaska, Hawai, Iowa, Maine, Massachusetts, Míchigan, Minesota, Dakota del Norte, Rhode Island, Vermont, Virginia Occidental y Wisconsin.

Así como en el Distrito de Columbia y desde noviembre de 2011 existe una moratoria en Oregon.

El fotógrafo estadounidense Toshi Kazama, quien se proclama firme defensor de la vida, dice que lo peor de la pena de muerte es creer “que lo hacemos en nombre de la justicia y en nombre de las víctimas”, pero considera que “esto es una auténtica locura”.

 

Comentarios con Facebook