Rusia exige desarme nuclear de todos los poseedores y DAM

Moscú, 22 jun (ULAN-PL) El canciller ruso, Serguei Lavrov, insistió hoy en que las futuras reducciones de arsenales nucleares deberán incluir a todos los países que poseen estos armamentos y también al sistema de defensa antimisiles (DAM) de Estados Unidos.

Con el paso de los años Moscú y Washington alcanzarán el nivel de desarme previsto en el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (Start) y el siguiente recorte se deberá examinar en formato multilateral, afirmó el ministro.

Los nuevos niveles de desarme acercarán a las dos principales potencias poseedoras de este tipo de armamento a los de las demás naciones con armas atómicas, comentó Lavrov en entrevista concedida a la televisión rusa.

Para el jefe de la diplomacia del Kremlin lo más importante es cumplir el nuevo Start, rubricado y ratificado por los presidentes de Rusia y Estados Unidos.

En virtud de ese entendimiento de fecha 8 de abril de 2010, las partes se comprometieron a limitar sus arsenales hasta mil 550 ojivas y 800 vehículos correspondientes, dislocados y en reserva.

Lavrov recordó que el equilibrio estratégico está condicionado, asimismo, por los sistemas antimisiles, en alusión al programa estadounidense de crear un escudo de este tipo en Europa.

Infructuosamente, Moscú ha exigido garantías jurídicas de cumplimiento obligatorio de que ese proyecto del Pentágono y la OTAN no pretende anular el sistema atómico de disuasión estratégica de Rusia.

Observó el canciller que la prolongación de los plazos del despliegue de los elementos del DAM en Europa anunciados por el presidente estadounidense, Barack Obama, no disminuye las preocupaciones en Moscú.

La suspensión de la implementación de ese escudo en los países europeos se compensa con la instalación de interceptores en otras zonas cercanas a las fronteras rusas, dijo el diplomático.

El presidente Vladimir Putin, por su parte, fue enfático esta semana al advertir que Rusia está lista para disminuir sus arsenales atómicos siempre que en esa reducción participen los otros miembros del club nuclear, donde figuran aliados de Washington como Reino Unido y Francia.

Putin respondió así a la propuesta formulada el miércoles pasado por Obama de recortar en un tercio este tipo de armamentos con respecto a las cifras previstas en el Start.

Igualmente, el jefe de la Casa Blanca se pronunció por reducir en Europa las armas convencionales tácticas de las dos principales potencias militares del planeta.

En rechazo a la expansión de Estados Unidos y la OTAN hacia las cercanías de las fronteras rusas, Putin advirtió en la reunión Internacional de Seguridad de Munich de 2007, que Moscú respondería de manera adecuada.

Poco después, el Kremlin decretó una moratoria sobre el cumplimiento del tratado de reducción de fuerzas y medios convencionales en las fronteras europeas y reinició un programa de modernización hasta 2020 de todos sus armamentos.

Comentarios con Facebook