Canciller ruso refuta acusaciones de Washington sobre caso Snowden

serguei

serguei

 

Moscú, 25 jun (PL) El canciller ruso, Serguei Lavrov, aseguró hoy que son infundadas las tentativas de acusar a Moscú de violar leyes estadounidenses respecto al caso del exempleado de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, en inglés) de ese país Edward Snowden.

Rusia no tiene ninguna relación con Snowden, ni con problemas con la justicia estadounidense, ni con sus desplazamientos por el mundo, reiteró aquí el jefe de la diplomacia del Kremlin en rueda de prensa conjunta con su par argelino, Mourad Medelsi.

No cruzó las frontera de Rusia (no se le permitió pasar el control de pasaportes) y eligió por su cuenta su ruta, afirmó el ministro al comentar la llegada en vuelo desde Hong Kong del informante arrepentido del espionaje masivo global que ejerce su país.

Washington presiona y hasta amenaza al resto del planeta con el propósito de lograr la captura del perseguido político Snowden, quien el 6 de junio desveló ante la prensa desde Hong Kong el espionaje anticonstitucional telefónico y en Internet de la NSA.

Autoridades de Ecuador informaron que sobre la base de la Constitución de esa nación suramericana y el derecho internacional humanitario estudian la petición de asilo del joven de 29 años, quien enfrenta el peligro de pena de muerte o cadena perpetua.

Como en el caso del fundador de Wikileaks, Julian Assange, Ecuador reitera que tomará en su momento la decisión y que los derechos humanos serán puestos por encima de cualquier interés o presiones.

En tanto, el presidente del Centro de Investigaciones Sociales y Políticas de Rusia, Guergui Fiodorov, criticó las presiones de la Casa Blanca.

No somos el estado de Texas ni el de Georgia. Somos un país moderno que tiene sus intereses nacionales, advirtió.

Añadió que el tono de ultimátum estadounidense relacionado con la posible extradición de Snowden no hace honor a Washington y le resta simpatía.

Fiodorov opinó que Moscú no debe ir al encuentro de Estados Unidos ni temer sus escandalosos pronunciamientos.

Washington es un consumidor más en la política y en la economía, y puede adoptar cualquier sanción como la Lista Magnitski, pero no seremos los únicos que enfrentemos esas prácticas, agregó con aire de ironía.

Están probando fuerza sobre cómo Rusia va a reaccionar, si actúa o no en relación con Snowden, y considero que no debemos admitir ningún ultimátum, concluyó el experto.

Mientras, el paradero del perseguido político estadounidense se mantiene como una incógnita para las decenas de periodistas que desde el domingo último rondan infructuosamente el aeropuerto internacional moscovita de Sheremetevo.

Comentarios con Facebook