Ciencia y SaludVolver a Ciencia y Salud

Obama revela medidas contra el cambio climático en EE.UU.

barack-obama20

barack-obama20

 

Washington, 25 jun (PL) El presidente Barack Obama anunciará hoy medidas contra el cambio climático en Estados Unidos, uno de los mayores emisores de gases contaminantes y que solo reconoció la necesidad de combatir ese flagelo por el costo financiero de los desastres naturales.

Obama escogió la universidad de Georgetown -ubicada en esta capital- para presentar su iniciativa.

“Delinearé mi visión sobre adónde creo que debemos ir, un plan nacional para reducir la contaminación por dióxido de carbono, preparar a nuestro país para los impactos del cambio climático y liderar los esfuerzos globales para combatirlo”, escribió el mandatario en la red social Twitter.

De acuerdo con el presidente estadounidense, se apoyará en científicos e ingenieros para diseñar nuevos combustibles y fuentes energéticas más limpias.

El diario The Washington Post adelantó que el proyecto de Obama incluye la regulación de gases de efecto invernadero en las plantas generadoras de energía eléctrica, las cuales liberan más de un tercio de esas sustancias tóxicas.

La oposición republicana califica la medida de irracional porque -según ellos- supondría menos empleos en la Unión.

Obama citó el tema medioambiental entre las prioridades de su segunda gestión luego que en febrero pasado una dependencia federal añadió el cambio climático a la lista de las grandes amenazas financieras de Estados Unidos.

La Oficina de rendición de cuentas del Gobierno aseguró que el país no está preparado para afrontar el fenómeno global.

Tormentas severas, huracanes, sequías extremas e incendios forestales impactaron la nación norteña en 2012 con saldo de 349 muertos y al menos 100 mil millones de dólares en pérdidas materiales.

Sin embargo, la Casa Blanca tiene pendiente de aprobación el oleoducto Keystone XL, que atravesaría seis estados norteamericanos para llevar 830 mil barriles diarios de crudo desde la provincia canadiense de Alberta -prolífera en arenas alquitranadas- hasta refinerías de Texas con capacidad para depurar el denso bitumen.

El canal perteneciente a la empresa TransCanada está valorado en siete mil millones de dólares y es causante de una polémica binacional desde su anuncio a mediados de 2011.

Expertos y grupos ecologistas alertan que la actividad petrolera en arenas bituminosas es altamente perjudicial para el entorno porque destruye áreas boscosas, consume grandes cantidades de agua dulce, contamina los recursos hidráulicos y genera mucho más dióxido de carbono.

Pero el Partido Republicano, la industria del petróleo, algunos sindicatos y Ottawa son los más fieles seguidores del proyecto y lo defienden con el argumento de que creará 20 mil empleos en las dos naciones, impulsará la economía nacional y aliviará la dependencia del crudo del Medio Oriente.

Comentarios con Facebook