Reconocen atención educativa a menores con discapacidad en Cuba

Niños con visión baja o limitada pertenecientes a la Escuela para ciegos y débiles visuales Antonio Suárez Domínguez, reciben atención integral para su desarrollo, en el aniversario 50 de la Educación Especial,  en Camagüey el 2 de diciembre de 2011. AIN FOTO/ Rodolfo BLANCO CUE

Niños con visión baja o limitada pertenecientes a la Escuela para ciegos y débiles visuales Antonio Suárez Domínguez, reciben atención integral para su desarrollo, en el aniversario 50 de la Educación Especial,  en Camagüey el 2 de diciembre de 2011. AIN FOTO/ Rodolfo BLANCO CUE

 

La Habana, 24 jun (PL) La atención educativa a niños y adolescentes con algún tipo de discapacidad en Cuba se sustenta en los principios de igualdad, justicia y compromiso social, afirmó hoy la representante de Unicef en el país, Seija Toro.

Durante la presentación aquí de la edición 2013 del Estado Mundial de la Infancia, Toro denunció que en muchas naciones estos menores se encuentran entre los más vulnerables porque sufren con frecuencia la explotación y el abandono, con menos posibilidades de recibir atención médica y educación.

Sin embargo, con 39 mil 340 estudiantes discapacitados en el presente curso, Cuba ha colocado a la niñez en un lugar privilegiado y uno de los rasgos distintivos es la integralidad de los servicios que a ellos se presta, remarcó.

Esto se realiza, dijo, a través de equipos interdisciplinarios conformados por médicos, logopedas, psiquiatras, psicólogos y pedagogos especializados, en muchos casos de forma personalizada.

De acuerdo con el informe del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, alrededor de 93 millones de niños en el mundo viven con alguna discapacidad moderada o grave, cifra que responde a uno de cada 20 menores de 14 años.

Unicef carece de datos precisos sobre el número de estos menores y, como resultado, pocos gobiernos disponen de una orientación fiable para la asignación de recursos a fin de apoyarlos y ayudarlos, indica el documento.

El Estado Mundial de la Infancia, dedicado en esta ocasión a la discapacidad, hace hincapié en la importancia de involucrar a estos niños y adolescentes al consultarles sobre el diseño y la evaluación de programas y servicios destinados a ellos.

Al respecto, la directora nacional de Educación Especial en Cuba, Moraima Orozco, destacó que el sistema tiene como misión asegurar la atención educativa a la población con necesidades especiales de 0 a 21 años, a través de las diferentes modalidades de atención y servicios.

Más de 12 mil maestros con nivel universitario para esta enseñanza se han graduado en el país, que cuenta con cinco mil 154 másteres en Ciencias de la Educación con mención en la especial y 121 doctores en Ciencias Pedagógicas, señaló el director del Centro de Referencia Latinoamericano de Educación Especial, Santiago Borges.

A despecho de 50 años de bloqueo económico mantenido por Estados Unidos contra Cuba, se ha logrado introducir y validar las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones en las instituciones especiales y así facilitar el acceso de los infantes a los aprendizajes, destacó.

Comentarios con Facebook