Califican de dañina y deshonesta decisión de la Corte Suprema EE.UU.

corte usa

corte usa

 

 

Washington, 26 jun (PL) La decisión de la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos de inhabilitar un artículo de la Ley de Derechos del Votante (ADV) es dañina y deshonesta, señala hoy un editorial del diario The New York Times.

De esa forma, el máximo órgano judicial actúa contra las acciones del Congreso para asegurar el sufragio de todos los ciudadanos, agrega el Times.

La Corte adoptó el cambio este martes por cinco votos contra cuatro y desactivó de esa forma un acápite de la legislación que, tras su aprobación en 1965, obligaba al Departamento de Justicia a identificar los estados que requieren una mayor supervisión federal para evitar potenciales procedimientos racistas en los procesos electorales.

Sin embargo, la Corte Suprema no se expresó sobre la validez constitucional de la idea de que en algunos territorios existe un largo historial de discriminación que obliga a las más altas autoridades federales a mantener la facultad de cambiar allí las reglas de la votación, señala el periódico neoyorquino.

Según el editorial, el problema real con esa fórmula de invalidación aprobada por los más altos magistrados no cubre todas las jurisdicciones impuestas o las que tratan de imponer estatutos discriminatorios como los que obligan a los votantes a poseer una identificación específica para ejercer su derecho al sufragio.

Si la administración del presidente Barack Obama no estuviera paralizada por las luchas partidistas, el gobierno federal pudiera tomar esta decisión como punto de partida para adoptar las acciones adecuadas sobre el tema, añade el Times.

En los últimos cinco años territorios tradicionalmente conservadores como Alabama, Arizona o Texas trataron de impugnar la ADV al considerar que algunos de sus preceptos interfieren con la soberanía de los estados.

Organizaciones e individuos defensores de los derechos humanos aseguran que, pese a la vigencia de esa normativa, estados como Carolina del Sur y Georgia mantienen sutiles procedimientos discriminatorios basados en el requerimiento de identificación para electores.

Comentarios con Facebook