Voto definitivo en Senado de EE.UU. sobre proyecto de ley migratoria

Senadores de EEUU acuerdan puntos clave de proyecto de ley migratoria

Senadores de EEUU acuerdan puntos clave de proyecto de ley migratoria

 

Washington, 27 jun (PL) El Senado de Estados Unidos someterá hoy a votación definitiva el proyecto de ley migratoria, luego de aprobar una polémica propuesta republicana para elevar los costos de vigilancia y militarizar la frontera con México.

La normativa está en discusión en la Cámara alta desde la semana pasada y los legisladores ratificaron ayer una enmienda sobre seguridad fronteriza que establece un llamado plan de refuerzo para duplicar los 20 mil agentes federales y construir un muro limítrofe.

Solo la contratación de los guardias requerirá un presupuesto de 30 mil millones de dólares.

El acápite -presentado por los republicanos John Hoeven y Bob Corker- incluye la adquisición de equipos sofisticados como helicópteros, radares y aviones no tripulados (drones).

También exige el registro de las entradas y salidas de todos los ciudadanos de otros países por puertos de mar y tierra, bajo el argumento de evitar que éstos se queden en Estados Unidos con visas vencidas.

Agrupaciones defensoras de los derechos de los inmigrantes critican esas disposiciones porque consideran que causará daños irreparables en comunidades limítrofes -con una población mayoritariamente hispana- mientras beneficiará a los políticos y grandes productores de armamentos de Estados Unidos.

Los republicanos condicionaron su apoyo a la reforma migratoria a cambio de introducir la enmienda sobre seguridad fronteriza, restringir los beneficios del Gobierno para los extranjeros recién documentados y endurecer los requisitos establecidos en el camino hacia la ciudadanía.

El proyecto de ley debe ayudar a regularizar la situación de al menos 11 millones de inmigrantes sin papeles que residen en Estados Unidos.

Si gana el apoyo del Senado en esta jornada, entonces pasará a la Cámara de Representantes, dominada por el partido opositor.

Durante su habitual alocución sabatina, el presidente Barack Obama urgió a los senadores a evitar más demoras y aprobar la legislación, al considerar que ahora existe consenso sobre el tema entre los congresistas de los partidos Demócrata y Republicano.

El mandatario mencionó el tema migratorio entre las prioridades de su segundo mandato en un intento por contentar a sectores como el latino, la mayor minoría étnica del país y que le concedió un amplio apoyo en las urnas durante la votación de noviembre.

Obama incumplió con una promesa similar hecha durante su primera gestión, cuando fueron deportados más de un millón y medio de indocumentados y se incrementaron los programas federales que incentivan la discriminación por perfil racial, como el de comunidades seguras.

La falta de acción gubernamental también motivó a varios estados adoptar leyes antiinmigrantes como la SB1070 de Arizona, la cual autoriza a los policías chequear la situación legal de quienes consideren ilegales.

Comentarios con Facebook