Intolerancia y extremismo a prueba en Estados Unidos

Washington, 29 jun (PL) La Corte Suprema de Justicia estadounidense dictaminó esta semana que el matrimonio homosexual es un acto lícito y debe recibir los mismos beneficios que el tradicional, una decisión que para muchos es un retroceso de la intolerancia y el extremismo.

El veredicto de cinco votos a favor y cuatro en contra dejó sin efecto varios acápites del Acta para la Defensa del Matrimonio, refrendada hace 17 años, y respaldó a 12 estados norteamericanos que ya promovían las polémicas uniones civiles.

La decisión significa una derrota para los conservadores religiosos y líderes republicanos que durante cuatro décadas se han opuesto a modificar el concepto del casamiento ortodoxo con argumentos bíblicos o relacionados con la instrucción infantil.

Este fallo junto al anuncio del presidente Barack Obama de nuevas regulaciones para combatir el cambio climático, la aprobación en el Senado de un plan de reforma migratoria y el obstruccionismo de un legislador de Texas sobre el acceso al aborto, acapararon la atención de los medios nacionales.

Muchos analistas estiman hoy que en Estados Unidos se registra un giro en la “marea política” y que no por gusto los demócratas ganaron el voto popular en cinco de las seis últimas elecciones presidenciales.

Según diferentes análisis fue una semana de éxito para los demócratas y los liberales que afianzan posiciones en su lucha con los conservadores y republicanos rumbo a los comicios de medio término de 2014.

El diario en Internet Politico estimó que los resultados de esta semana evidencian un cambio demográfico y generacional que se inclina más por el Partido Demócrata, y que debe poner a pensar a los estrategas republicanos.

Sin embargo, esta euforia partidista, no pudo opacar el escándalo desatado por las revelaciones Edward Snowden, el exanalista de inteligencia que aireo las extralimitaciones de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos para recopilar una cantidad abrumadora e invasiva de información personal.

Asimismo acaparó atención el juicio contra George Zimmerman, acusado de matar al joven afroamericano Trayvon Martin, un proceso calificado desde un inicio como altamente controversial y mediático con un fuerte componente racial.

Mientras, alejado de ese ambiente, el presidente Obama continúa su costosa gira por África.

 

mov anti-intorancia

Comentarios con Facebook