Nuevas críticas impactan plan de reforma sanitaria en EE.UU.

reforma sanitaria

reforma sanitaria

 

Washington, 29 jun (PL) El senador estadounidense Pat Roberts criticó hoy la reforma de salud aprobada por la Casa Blanca en 2010 y la comparó con un tren en vías de descarrilamiento.

En la tradicional respuesta republicana a la alocución presidencial de los sábados, el legislador por Kansas subrayó que la Affordable Care Act entrará en vigor en 2014 con muchos acápites controvertidos y aún no bien explicados.

Faltan menos de 100 días del plazo (hasta el 1 de octubre) en el cual los ciudadanos de este país están obligados a comprar algún tipo de cobertura médica y el gobierno de Barack Obama no ha respondido a todas las preguntas, acentuó Roberts.

Hasta ahora lo único cierto del llamado Obamacare es que encarecerá las opciones de seguro para la mayoría de los estadounidenses y casi será un monopolio masivo de la administración federal, agregó el veterano congresista.

El líder republicano y excandidato vicepresidencial Paul Ryan predijo que la reforma de salud sancionada hace tres años colapsará por su propio peso.

Según el jefe del Comité de Presupuesto de la Cámara de Representantes, el plan del presidente Obama fracasará en un marasmo de gastos excesivos y será una oportunidad para que los republicanos presenten alternativas.

No es simplemente otra inconveniente ley estatal, este programa coloca un sexto de la economía de Estados Unidos en manos de la burocracia, subrayó el congresista por Wisconsin.

Además -recalcó Ryan- le otorga visado a Washington para que el gobierno central administre las vidas de los ciudadanos en el dominio familiar más privado: la salud.

Una indagación del Congreso encontró que la reestructuración en el sistema acarreará un alza en impuestos por valor de 165 mil millones de dólares, y la cobertura premiun podría costar unos siete mil dólares adicionales cada año.

Comentarios con Facebook