Regresan negociaciones sobre futuro económico de Grecia

Atenas, 30 jun (ULAN-PL) Las negociaciones sobre el futuro económico de Grecia vuelven a la palestra con la llegada hoy de representantes de la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Este fin de semana y mañana, las autoridades financieras del denominado viejo continente y el FMI iniciarán una nueva ronda de debates con el gobierno heleno para buscar soluciones a los acuciantes problemas de este país. Las autoridades griegas añadieron que esas negociaciones pueden ser largas y difíciles.

Los inspectores de ese equipo que representa a los acreedores internacionales detectaron recientemente un denominado agujero en la financiación para esta nación de alrededor de mil millones de euros, debido sobre todo a las deudas de la caja principal de seguridad social.

Esa caja, denominada EOPPY, se encarga de gestionar el acceso a la sanidad, una de las principales preocupaciones sociales en el país.

El EOPPY comenzó sus labores a principio de 2012 y apareció a partir de la unión de diversas cajas de seguridad social públicas que se encargaban de diferentes profesiones, pero no encaja en los criterios de la troica acreedora.

Esas nuevas discusiones las aborda este fin de semana el periódico local Kathimerini, cuando explica que los grupos acreedores exigirán una reducción de la cantidad de plazos en los que se paga la tasa especial sobre la propiedad.

Dichas tendencias pueden generar fuertes fricciones entre los negociadores de la troica y el gobierno de Atenas.

La causa de tales disputas puede estar en una reciente modificación de dicho impuesto y el deseo de los acreedores de hacerlo desaparecer.

Además, la contraparte helénica pretende exigir a la troika la reducción del IVA sobre la rebaja del 23 al 13 por ciento, tema muy espinoso para los acreedores debido al agujero en las cuentas griegas.

Otro tema en carpeta sería el debate sobre el programa de privatizaciones que aspiraba a recaudar dos mil 600 millones de euros este año, y al parecer será muy difícil de aplicar. Y como colofón, el despido de funcionarios será otro de los asuntos ásperos pues el gobierno griego se comprometió a recortar dos mil empleos públicos hasta finales de este mes y otro tanto hasta el término de 2013.

A esa cifra se sumarían 25 mil recortes cuya mitad la deben completar en julio en un esquema donde también prevén salarios reducidos y traslados de puestos laborales, todo ello de fuerte repercusión social.

Comentarios con Facebook