Reforma migratoria en EE.UU. podrá ser votada este año

reforma-migratoria

Washington, (PL) La reforma de las leyes migratorias en Estados Unidos pudiera aprobarse este año, estiman promotores y activistas del tema que hoy divide a republicanos y demócratas en el país.

El senador demócrata Charles Schumer, miembro del panel bipartidista que redactó el texto aprobado en el Senado por 68 contra 32, es de los que piensa y pronostica que la Cámara de Representantes votará el proyecto de ley S.744 a finales de este año.

Las declaraciones del político contrastan con las amenazas del presidente de la Cámara, John Boehner, quien declaró que no considerará el documento, al igual que otros pronunciamientos de miembros de la corriente republicana que descartan la iniciativa, la cual tiene un fuerte respaldo de la población.

Boehner insiste en que los representantes elaborarán su propia legislación, aunque hasta ahora solo lograron pequeñas piezas para fragmentar un tema que pide sea contemplado integralmente, y no separar ciudadanía de seguridad en la frontera.

Schumer recordó el apoyo del liderazgo opositor este año a la reforma tomando como referente que si no aprueban el documento, los republicanos pasarán a ser un partido minoritario por décadas.

Para algunos medios de prensa, el debate sobre la inmigración se calienta e incluso fragmenta más las posiciones de los republicanos.

Un destaque aparte merece el conocido movimiento Tea Party, donde sus integrantes reflejan serias divergencias sobre el problema migratorio, unos apoyan la propuesta de los senadores con algunos cambios, mientras otros quieren una norma que haga cumplir la seguridad en la frontera. El excongresista Allen West, quien ha insinuado que podría desafiar al senador Marco Rubio en 2016, considera que hay cosas ocultas en el plan de la Banda de los Ocho, que haría que la base conservadora pierda la confianza en los legisladores, señala el diario en Internet Politico.

Algunas fuentes citadas por ese medio señalan que los conservadores están furiosos y Rubio puede olvidarse de sus aspiraciones presidenciales, e incluso que no va a ser capaz de mantener su escaño en el Senado.

Asimismo sostienen que si los republicanos en la Cámara siquiera piensan en pasar esto, van a estar en minoría en 2014, agrega el diario.

Con la pelota en la Cámara, muchos conservadores, frente a la presión de su base, han dejado claro que se oponen a cualquier proyecto de ley con un camino a la ciudadanía a pesar del refuerzo de las medidas de seguridad en la frontera.

Según un artículo de opinión que escribió Jeb Bush, exgobernador republicano de Florida, en el diario Wall Street Journal, la reforma migratoria es una tarea difícil pero sus colegas de partido deben responder al reto migratorio si quieren ser competitivo en las elecciones.

Los republicanos tienen que dejar de ser un obstáculo para la reforma migratoria y en lugar de ello señalar el camino hacia la solución, puntualiza Bush.

Comentarios con Facebook