LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Acción contra Evo Morales muestra desprecio por derecho internacional

moralesdn

Buenos Aires, 5 jul (PL) La acción de varios países europeos contra el presidente Evo Morales, a quien mantuvieron retenido durante casi 14 horas, muestra “el absoluto desprecio por el derecho internacional”, afirmó aquí la prestigiosa socióloga y politóloga argentina Stella Calloni.
Además, evidencia el ultraje a los deberes de respeto mutuo, a la inmunidad presidencial, la violación de los derechos humanitarios al poner en peligro la vida de un mandatario y su comitiva, “lo cual se asemeja mucho a una acción de características terroristas”, denuncio Calloni en declaraciones a Prensa Latina.
Por otro lado, constituye una amenaza abierta a toda América Latina, al Caribe y al mundo, alertó la también escritora y columnista.
Pero lo que se dice a medias -continuó- es que tal acto evidencia la subordinación colonizada de gobiernos de Europa a las órdenes de Estados Unidos, reconociendo un grado de dependencia, que los propios pueblos europeos ignoran.
Esa es la dependencia que vació las arcas en función de pagar las nuevas guerras coloniales que se están escenificando en estos tiempos, con la complicidad y el silencio del mundo, advirtió.
Quedó claro, y debe ser una enorme advertencia para los pueblos de Europa sobre el destino al que los someten sus gobiernos. Y más grave es aún que en estos mismos momentos que esas naciones estaban siendo informadas del espionaje que Estados Unidos estaba realizando en las más altas esferas gubernamentales, comentó.
Esos pueblos están siendo víctimas de una enorme desinformación que ha convertido a sus países en nuevas colonias del siglo XXI, bajo los trazados geoestratégicos estadounidenses de quebrar  la Unión Europea, como un bloque que podría llegar a ser competitivo, consideró la analista.
Sin olvidar -acotó- la cantidad de bases militares que  tienen en esos territorios, lo cual los hace extremadamente débiles.
La retención del presidente Morales en Viena -insistió- es un virtual secuestro, violatorio de toda regla internacional, el desprecio absoluto por los pactos y compromisos entre países  resumidos en  la carta de Naciones Unidas, que directamente ha terminado siendo  sólo palabras impresas.    La ONU ha dejado de cumplir -sostuvo- su papel  comprometido con los pueblos del mundo, como reflejan las invasiones y ocupaciones  de diversos países con el empleo de la OTAN y el contrato de ejércitos privados de mercenarios, manejados por las fuerzas de elite de las propias potencias.
Esas numerosas partidas armadas han cometido los primeros genocidios del siglo XXI, con crímenes de lesa humanidad semejantes a los ocurridos durante el nazismo, con la complicidad y el silencio de los que tenían la obligación de detener esas guerras coloniales.
De hecho, el Consejo de la ONU, a la que le han negado la democratización,  se ha convertido en la práctica en el Consejo de Inseguridad para los pueblos más débiles del mundo. Este es el nuevo orden mundial que intenta imponer la potencia hegemónica.
Por eso, concluyó Calloni, este es el momento en que los gobiernos de América Latina deben imponerse con una respuesta fuerte, concreta y definida. Y también es la hora de los pueblos, de respuestas auténticamente populares, de movilizaciones genuinas y no de “primaveras” falsas, convocó la politóloga argentina.

Comentarios con Facebook