LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Embajador ecuatoriano condena atropello europeo contra Evo Morales

embajada_ecuador

Bogotá, 5 jul (PL) El embajador de Ecuador en Colombia, Raúl Vallejo, afirmó que lo ocurrido con el avión presidencial en que viajaba el gobernante boliviano Evo Morales carece de antecedentes en el mundo diplomático.
“Es un atropello, una violación de las normas civilizadas de convivencia”, pero más allá de eso, dijo a Prensa Latina, “un símbolo de la agresión imperialista a los pueblos, de hasta dónde se es capaz de llegar cuando se trata de atacar a un proceso revolucionario, como el de Bolivia”.
Vallejo señaló que un avión presidencial es en sí mismo un territorio inviolable y goza de todas las inmunidades y prerrogativas que la Convención de Viena otorga a las sedes diplomáticas.
Es conocida, agregó, la inmunidad plena que tiene un avion presidencial, salvo en los casos en que el presidente esté huyendo o acusado de crímenes de lesa humanidad.
Al referirse al pretexto esgrimido por Italia, Francia, España y Portugal al prohibir sobrevolar su espacio aéreo a la aeronave que trasladaba al dignatario boliviano de regreso a su país, tras arguir que presuntamente transportaba al exagente de la CIA Edward Snodwen, catalogó esa actitud como una demostración de fuerza.
En su opinión, es una lástima que naciones con una larga tradición democrática en Europa se hayan prestado al juego de la política exterior norteamericana, a una agresión de la naturaleza de la cometida contra el presidente Morales.
Creo que América Latina debe cerrar filas y, en su carácter de Estados libres e independientes, demostrar que los tiempos de la colonia se terminaron, manifestó.
El diplomático se refirió también al poderío de “ese imperio que no tiene patria, pero que se identifica muchísimo con el gobierno de Estados Unidos, sobre  los medios de comunicación y su penetración en nuestra América”.
Prueba de ello son los titulares utilizados en estos momentos, tales como “Evo en problema”, como para decir que el causante del problema fue el presidente de Bolivia y no la actitud imperial y neocolonial de los gobiernos europeos en alianza con las consignas de las politicas estadounidenses, concluyó

Comentarios con Facebook