España intenta defender proceder con avión del presidente boliviano

mariano

Madrid, 5 jul (PL) El canciller español, José Manuel García-Margallo, intentó defender hoy aquí el comportamiento de su gobierno hacia el presidente de Bolivia, Evo Morales, cuyo avión fue impedido el pasado martes sobrevolar el espacio aéreo de varios países europeos.
Francia, Italia, Portugal y España cancelaron de manera abrupta los permisos de vuelo para la aeronave del Morales -que volaba desde Moscú-, bajo el pretexto de que transportaba al exagente de la CIA Edward Snowden, un extremo desmentido por Bolivia y Austria, donde el aparato se vio forzado a aterrizar ante esa negativa.
Entrevistado este viernes por Televisión Española (TVE), García-Margallo aseguró que la administración conservadora de Mariano Rajoy no tiene que pedir ninguna disculpa al mandatario boliviano por el incidente del desvío y posterior retención del avión presidencial.
“Desde luego, España no tiene que pedir ninguna disculpa, el espacio aéreo no estuvo nunca cerrado”, alegó el ministro de Asuntos Exteriores.
Reunidos en Cochabamba (Bolivia), los jefes de Estado de la Unión de Naciones Suramericanas exigieron la víspera explicaciones y disculpas públicas a las cuatro naciones europeas que denegaron el tránsito aéreo al aparato de Morales.
Según el jefe de la diplomacia española, Madrid permitió el aterrizaje de la aeronave en las islas Canarias, porque Bolivia dio su palabra de que Snowden no se encontraba a bordo.
Yo creo en la palabra de los países amigos y nos bastó su palabra (la del gobierno de Bolivia) para creer que el exanalista de inteligencia no se encontraba en el avión, remarcó el titular de Exteriores en sus declaraciones a TVE.
El canciller, sin embargo, admitió que en un principio “nos dijeron que los datos estaban claros”, que, en efecto, el exagente de la CIA se encontraba en el avión de Morales.
No obstante, se negó a aclarar si mantuvo conversaciones con Estados Unidos durante la crisis diplomática, pues, de acuerdo con sus palabras, eso “forma parte del secreto de sumario”.
Insistió en que la actuación de los países europeos respecto al vuelo del dignatario latinoamericano respondió a que recibieron información -cuyo origen no precisó- de que Snowden estaba en el avión.
“Nos dijeron que estaba dentro”, subrayó García-Margallo, sin aportar mayores elementos.
Defendió que España actuó de manera correcta, porque permitió a la aeronave hacer escala y recargar combustible en Canarias, después de que Francia y Portugal le prohibieran sobrevolar sus respectivos territorios.

Comentarios con Facebook