Islamistas egipcios anuncian más protestas para reinstalar a Morsi

Morsi

El Cairo, 6 jul (PL) La coalición islamista que apoya al derrocado exmandatario Mohamed Morsi, anunció hoy que proseguirá protestas en todo el país para lograr su reinstalación tras una noche de violentos choques.
La comunicación se abstiene de precisar los lugares de convocatoria, pero en el distrito de Medina Nasser (Ciudad Nasser, en árabe) miles de sus partidarios velaron toda la noche, al igual que en las proximidades de la Universidad de El Cairo, en la provincia sureña de Giza, colindante con esta capital.
Esta mañana la plaza Tahrir, el bastión de los rivales de la Hermandad Musulmana y de Morsi, está en calma y casi vacía, comprobó Prensa Latina en el lugar.
En el curso del día se espera una declaración del presidente provisional Adly Mansour sobre la organización del gabinete que llenará el vacío dejado por la disolución del anterior y precisiones sobre la fecha de convocatoria de los próximos comicios presidenciales y legislativos, según versiones carentes de confirmación.
A partir de la tarde del este viernes violentos choques estallaron en esta capital, Giza,  Alejandría, en el norte, la ciudad de El Arish, en la península de Sinaí, noreste, y otras cinco ciudades, con saldo de 30 muertos y más de 240 heridos, según las estadísticas oficiales.
Manifestantes islamistas que irrumpieron en el centro de esta capital introdujeron un elemento caótico durante la noche por combates callejeros con partidarios de la destitución de Morsi manu militari e incruente, dictada por el mando militar egipcio el pasado miércoles con el apoyo de partidos laicos y organizaciones juveniles.
El más alto prelado musulmán sunita, el Imán de la mezquita de Al Azhar, Ahmed El Tayyib, y cristiano copto egipcio, el Papa Teodoro II, respaldaron la defenestración de Morsi después de 368 días de agitado mandato durante los cuales la economía se depauperó a niveles críticos.
Tayyib emitió una exhortación a la calma y llamó a los egipcios a evitar el derramamiento de sangre y los convocó a trabajar unidos para lograr la paz y el restablecimiento de la calma.
De su lado, el líder del partido nasserista Corriente Popular Egipcia, Hamdeen Sabahi, expresó su apoyo al derrocamiento de Morsi y se manifestó confiado en “una corta transición a un nuevo presidente y parlamento democráticos”.
El Ejército implementó la voluntad popular y no busca el poder, subrayó Sabahi, miembro del Frente de Salvación Nacional, la coalición de partidos seculares que acusó a Morsi de querer islamizar a Egipto y no le dio cuartel en su oposición hasta lograr su impugnación con la movilización de millones de personas desde el fin de semana pasado.

Comentarios con Facebook