LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

No Alineados preparan condena a agresión contra Evo Morales

anasur

Naciones Unidas, 6 jul (PL) El Movimiento de Países No Alineados (Mnoal) en Naciones Unidas prepara hoy un fuerte pronunciamiento de respaldo al presidente de Bolivia, Evo Morales, frente a la agresión que sufrió de parte de varios países europeos.
Esa agrupación, integrada por 120 de los 193 estados miembros del organismo mundial, analiza desde ayer el contenido de una declaración sobre ese tema que debe ser difundida el próximo lunes en la sede de la ONU en Nueva York.
Según fuentes diplomáticas, el texto denunciará las acciones de Portugal, Francia y España contra el avión que transportaba al mandatario boliviano y ya está en manos de las cancillerías de los miembros del Mnoal.
Morales viajaba el pasado martes de regreso a La Paz desde Moscú cuando, en pleno vuelo, las autoridades de esos tres países retiraron el permiso concedido con anterioridad para surcar su espacio aéreo.
Ante ese acto, Bolivia llamó a Naciones Unidas a evitar que esa agresión contra un jefe de Estado quede en la impunidad.
En una carta al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, el gobierno del país sudamericano instó a impedir que se siente un nefasto precedente que podría afectar a otros dignatarios y poner en riesgo la convivencia pacífica entre los estados.
La misiva, firmada por el representante permanente de Bolivia ante el organismo mundial, Sacha Llorenti, detalló la actuación de las autoridades francesas, portuguesas y españolas contra la nave presidencial.
Asimismo, calificó esa conducta de flagrante violación al derecho internacional y a la seguridad personal y libertad del gobernante boliviano y de atentado a las más elementales normas de la diplomacia a las que están obligados los estados.
“Una agresión injustificable al presidente constitucionalmente electo en virtud a su posicionamiento político, que ciertamente incomoda a los poderes globales que creen que aún poseen autoridad imperial sobre las naciones del mundo”, añadió.
Por su parte, el titular de la ONU instó a los países responsables de las medidas contra el avión presidencial a “discutir el asunto con pleno respeto de los legítimos intereses”.
Ban Ki-moon expresó comprensión hacia “las preocupaciones manifestadas por el gobierno boliviano sobre las acciones de un número de estados en torno a la nave que transportaba al mandatario”.
El suave tono de esa reacción contrastó con las enérgicas condenas a la agresión emitidas por la Unión Sudamericana de Naciones, la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

Comentarios con Facebook