Ritos de circuncisión causan 30 muertos y 293 enfermos en Sudáfrica

Pretoria, 7 jul (PL) La actual temporada de ritos de circuncisión, tradición que marca la transición hacia la adultez, acumula ya en la provincia sudafricana de Cabo Oriental 30 muertos y 293 enfermos por distintas patologías afines, informó hoy el gobierno.
Un comunicado oficial omitió precisar en qué términos exactos de tiempo se contabilizaron las víctimas, pero añadió que en mayo pasado fueron reportados también 34 muchachos fallecidos en otras dos provincias a causa de ese flagelo.
La circuncisión, operación consistente en cortar una porción del prepucio del pene que cubre al glande y dejarlo al descubierto, causa secuelas como deshidratación, gangrena y otras infecciones que pueden conducir a la muerte.
Esos rituales de iniciación, habituales en las tribus xhosas, sothos y ndebeles, registra en los últimos años cientos de muertos en Sudáfrica, pese a los esfuerzos de las autoridades por enseñar reglas de higiene a los curanderos tradicionales.
Entre las organizaciones locales opuestas a esos actos de la tradición local figura el gobernante Congreso Nacional Africano, que calificó este domingo de desastre esas acciones y pidió acreditar a los curanderos para controlarlos mejor.
Otras organizaciones de protección de la infancia denuncian el trato inhumano a que a menudo son sometidos los adolescentes para ser respetados como adultos en su comunidad.
La circuncisión, que afecta por lo general a jóvenes entre los 15 y los 21 años y es parte de un conjunto de ritos tradicionales de paso a la edad adulta, se practica en las llamadas “escuelas de iniciación” y es también perseguida por la policía.
Tras ser circuncidados, los muchachos deben permanecer a la intemperie y sin ningún tipo de atención médica durante varias semanas en zonas aisladas.
“La pérdida de varias vidas jóvenes en Mpumalanga y en otras partes del país es lamentable”, declaró en un comunicado el ministro de la Presidencia, Collins Chabane.
El titular criticó la existencia de las referidas “escuelas de iniciación”, a la que acuden miles de jóvenes para alcanzar la condición de hombres, aunque esas ceremonias son consideradas por muchos como parte esencial de la cultura africana.
“Instamos a los líderes tradicionales a trabajar junto al gobierno para evitar esta lamentable pérdida de vidas”, exhortó Chabane.
El Ejecutivo sudafricano ha instruido a sus servicios de salvamento para que envíen clínicas móviles a las zonas donde funcionan esas “escuelas”, para que sean usadas en caso de complicaciones durante los rituales.

Comentarios con Facebook