LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Gobierno colombiano espera hoy reanudar diálogo con campesinos

Bogotá, 8 jul (PL) El Gobierno colombiano espera hoy reanudar el diálogo con los campesinos en protesta en la norteña región del Catatumbo, quienes han rechazado la condición  de instalar una mesa a cambio del levantamiento del paro.
A 28 días de iniciadas las manifestaciones, esta será la cuarta vez que las partes tratarán de llegar a un acuerdo para comenzar las conversaciones.
De un lado el Gobierno condiciona la mesa al desbloqueo de las vías, del otro los campesinos, cansados de tantas promesas, aseguran que si terminan las manifestaciones, todo quedará igual y probablemente el Estado volverá a incumplir.
La víspera el viceministro de Trabajo José Noe Rios, llegó a Tibú, epicentro de las protestas en el Norte de Santander, para intentar concretar las condiciones que permitan instalar finalmente la mesa de negociación.
Los 200 líderes agricultores que encabezan la movilización ratificaron que solo cuando se discutan el pliego de exigencia y se logre un compromiso formal se levantará el paro.
Hay un alto nivel de desconfianza, los campesinos no creen en el Gobierno, declaró a medios locales Cesar Jerez, uno de los líderes de las manifestaciones, quien rechazó las estigmatizaciones del ministerio de Defensa, que acusa a varios voceros de tener vínculos con la guerrilla.
El jueves último ese ministerio reveló supuestas pruebas sobre las relaciones de los líderes campesinos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP).
La información publicada por los medios corresponde a una estrategia encabezada por el ministerio de Defensa que busca desvirtuar las protestas, ilegitimar a los voceros y minar el diálogo entre el Estado y las comunidades campesinas, subrayaron los agricultores.
Por otro lado la Organización Nacional Indígena de Colombia expresó su deseo de desplazarse desde diferentes partes del país para apoyar las protestas en el Catatumbo, que congrega a más de 16 mil personas.
Entre las principales exigencias de los agricultores están la declaración de una Zona de Reserva Campesina, la sustitución gradual de los cultivos ilícitos, la defensa de los derechos humanos, subsidios para mitigar la crisis alimentaria y acceso a la salud en una región abandonada por el Estado desde hace más de siete décadas.

Comentarios con Facebook