Desafío

RAFA LORET
Por Rafael Loret de Mola

*Ganadores y Penas
*Mafias por Detrás
*Qué Prendan la Luz

Las lecturas son dramáticas aun cuando la mayor parte de los municipios y distritos quedaron en manos de los priístas, pero, en una primera lectura, es indiscutible la recuperación dl PAN… gracias al PRD. Un galimatías político que comenzó en 2010 y se mantiene aun en entidades, como en el caso de Baja California, en donde Acción Nacional es gobierno desde hace un cuarto de siglo –exactamente desde 1989-, y lo seguirá siendo gracias a sus aliados “opositores” de la izquierda. ¿Es posible, pregunto a los amables lectores, un absurdo mayor… a sabiendas que buena parte del dinero subterráneo, o sucio, usado por el “ganador” Francisco “Kiko” Vega de Lamadrid, azul por los cuatro costados según sus alegatos aunque vista una camiseta con ciertos tonos amarillentos –los expertos en elegantes aseguran que la combinación es de caja fuerte-, provino de Jorge Hank Rhon, una familia de grande estirpe priísta?
En México nos entendemos solos. Durante el día se ha manejado, con números duros, que el gran ganador de la contienda electoral en quince entidades –hubo unos comicios extraordinarios en Cajeme, Sonora, en donde ganó la candidata del PRI, Rossana Coboj, con una ventaja de tres a uno en una entidad “panista” en donde los controles políticos reales no están en el Palacio de Gobierno ni en manos del gobernador Guillermo Padrés Elías-, fue el crimen organizado en cuanto a su indiscutible infiltración dentro de la clase gobernante.
Sobre el particular, los demandantes son del PAN y el PRD y el acusado, en apariencia, es el PRI. ¿Entonces qué pasó en Baja California en donde “Kiko” Vega fue aliado de Jorge Hank, y el hijo de éste no tuvo empacho en mostrarse como partidario acérrimo del multicolor candidato?¿En este caso está prohibido hablar del dominio de las mafias cuando nadie niega la trascendencia del cártel de Tijuana, dominado por los hermanos Arellano Félix –algunos de los cuales ya forman parte del “cártel del paraíso”-, al tiempo que fincó allí el segundo de los hijos del célebre profesor de Santiago Tianquistenco?¿Todos revueltos o puros pelones? El hecho es que no puede señalarse paja en el ojo ajeno; eso es indiscutible.
Por lo demás, algunas noticias de relieve ponen de manifiesto la descomposición tremenda, en tan solo siete meses y días de la administración de Enrique Peña Nieto, de la vida institucional del país, esto es con rango de ingobernabilidad creciente al algunas entidades en donde los grupos armados dominaron la escena –digamos en Zacatecas- o incluso se retornó al absurdo de la “caída del sistema”, bloqueándose el programa de resultados preliminares, tal y como sucedió en Tlaxcala, o se volvió al “carro completo” en Hidalgo y Quintana Roo. Las señales no son las mejores posibles.
Algunos gobernadores resolvieron bien sus respectivos protagonismos políticos. En este renglón destacan, sin duda, el de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, quien logró librar a sus municipios torales de la furia opositora, con excepción curiosamente de Boca del Río en donde ganó el falso panista Miguel Ángel Yunes Márques, hijo de quien usted ya imagina, el traidor por antonomasia que alcoholizó a Patricio Chirinos, sedujo a Elba Esther Gordillo y permitió que calderón –minúsculas- le atizara un pastelazo para conmemorar el aniversario del ISSSTE semanas antes de lanzarse a la candidatura de Veracruz en donde sufrió una derrota, apretada precisamente por la intervención… del crimen organizado. Quizá este ejemplo sea el mejor para ofrecer la verdadera cara de la moneda en una entidad estigmatizada desde el centro pero que no se deja avasallar.
Otro mandatario estatal triunfante fue el de Chihuahua, César Duarte Jáquez, en donde votan panistas como Gustavo Madero Muñoz –quien no pudo ejercer el sufragio al magnificar que habían cambiado de sitio su casilla, lo que no es extraño en una jornada electoral, y Santiago Creel Miranda, un ex “presidenciable” incapaz de sostener su palabra más de veinticuatro horas; tengo sobradas pruebas de ello. Pues bien, a contracorriente, el priísmo ganó posiciones claves que se antojaban perdidas por la repetitiva mala imagen de Ciudad Juárez y la capital, Chihuahua, estigmatizadas por la violencia, los feminicidios y la soez arbitrariedad de los cárteles, ¿al servicio de quién?
Precisamente, panistas y perredistas, muy de la manita como si su género en política fuera el intermedio, sin definiciones hacia el femenino o masculino sino entre ambos, en la zona considerada lésbico-gay en crecida en ciertas regiones, como el Distrito Federal durante el régimen anterior, por las afinidades de algunos gobernantes, acusan al PRI de contubernios con las mafias en Chihuahua, Tlaxcala –donde perdió, de hecho, el PRI los principales municipios- y Veracruz, aun cuando no explican, en ese entorno, cómo se salvó el más odiado por el gobernador Duarte de los candidatos: el hijo de su omniadversario Yunes, capaz de transar hasta con las víboras de Chapultepec -me refiero al zoológico no a las de la alba casona que se erigió sobre el patrimonio nacional-, quien se llevó la alcaldía de Boca del Río con “margen suficiente”. ¿Una mera coincidencia porque nadie osaría hablar de un hecho aislado?
En cambio, hubo derrotas espectaculares. La caída del PRI en Coahuila, después de los desfalcos y la inercia del cofrade heredero, Rubén Moreira Valdés –quien insiste en que tiene dos hermanos más en la fila, esperando su turno-, se configura por la derrota en Saltillo en donde participó el hijo del recién fallecido José de las Fuentes Rodríguez, un hombre digno y sabio con descendencia de dudosa capacidad política, aun cuando Torreón empatara momios hasta el momento cuando siempre fue un bastión de los azules, como gran parte de La Laguna, sin incluir las conurbaciones en Durango donde manda Carlos Herrera Araluce, desde hace mucho tiempo identificado con los grupos non santos y afiliado al PRI. Durango fue de las entidades en donde los sufragios por el tricolor fueron masivos.
Por cierto, en materia de capitales estatales, el partido en el poder presidencial –lo que se antoja una bofetada a Peña Nieto-, perdió Aguascalientes –insólito pero explicable por la vergonzosa dualidad entre el gobernador actual, el priísta Carlos Lozano de la Torre, y el prófugo panista Luis Armando Reynoso Femat-; Puebla –dominado por el gobernador Rafael Moreno Valle-; Saltillo, por el descalabro tremendo de los Moreira; Tlaxcala, el bastión de Beatriz Paredes que convocó a gobernadores de su equipo para que encabezaran al PRD y al PAN en las administraciones anteriores, y Mexicali en una Baja California disputada voto a voto y en donde el PRI ganó Tijuana –donde fueron alcaldes el ganador Vega y su padrino Hank Rhon-. En cambio, ¡ganó en Oaxaca!, donde se temía un boicot de monumentales consecuencias por parte de los radicales de la APPO y la CNTE, Chetumal, Chihuahua, Culiacán –cuna de los principales “capos”-, Zacatecas –antiguo bastión perredista hasta la victoria de Miguel Alonso Reyes en 2010-, Xalapa y Pachuca.
Pero para que sucediera todo esto, antes hubo sangre. Murieron una decena de personas violentamente en plena labor proselitista, lo mismo en Zacatecas como en Chihuahua, Oaxaca y otras plazas. Y esto es inadmisible en una democracia que se precie. No todo se borra con un aoarente “saldo blanco” en la jornada comicial cuando es evidente que se eleva el clima de ingobernabilidad precisamente como consecuencia de los evidentes acomodamientos… de las mafias y demás grupos incontrolables. Peña Nieto y sus corifeos harían muy mal de sentirse tranquilos… aunque Hank se diga su amigo y el vencedor de Baja California, gracias al PRD pero panista, incline ante él la cabeza.
Debate
Sinceramente, de ser miembro del PRD que no lo soy –aunque algunas veces, lo reconozco, haya optado por este partido en las urnas-, sentiría una urticaria, no sólo vergüenza, por el notable hecho de que gracias a este partido la anquilosada y vencida derecha volvió a tomar aire. Se me viene a la mente el Caballo de Troya y la manera silenciosa en la que se apropió de la historia de la antigüedad. Porque, sin duda, los azules se volvieron troyanos y los perredistas, nada más… los tontos útiles. Un estigma, sin duda, que aprovecharán los radicales que rodean a López Obrador y su MORENA.
¿En cuál cabeza cabe hacer alianzas con el antagonista de origen? Ahora mismo, se habla de victorias del PAN y leo pies de grabados en los que se observa a los panistas festejando (sic) con Jesús Zambrano Grjalva, dirigente nacional delo PRD, como uno más entre ellos, sin que nadie señale a un solo vencedor de este partido; quien hubiera podido serlo, Greg Sánchez Martínez –uno de los tres ex alcaldes de Cancún que ha sufrido prisión-, se sintió traicionado por el alcalde actual, Julián Ricalde Magaña, quien “compró” su cargo por tres millones de pesos a su antecesor como consta en un vídeo escandaloso.
Con todos estos referentes –no omitamos el extravío de boletas en Oaxaca y el robo de otro tanto en Mexicali-, ¿alguien piensa que el domingo pasado avanzamos en democracia como alegan los magistrados del Tribunal Electoral y los voceros del estado de cosas? Por favor. Basta ya de falacias.
La Anécdota
En tiempos de ciegos y oscuridad todo puede suceder. Me cuenta un notario del Distrito Federal, a manera de chiste ilustrativo:
–En plena orgía, arrastrándose, llegó un sueto hasta el pagador by encendió la luz, gritando: “Por favor, hay que organizarnos”. Los abucheos le callaron y volvieron las tinieblas; poco más tarde sucedió lo mismo: al encontrar un encendedor, el mismo tipo suplicó: “¡Por favor, compañeros, organicemos ésto!” Y le tildaron de loco, de nuevo. A la tercera, a gatas, llegó hasta una lámpara y poniéndose en pie, con voz de alerta, señaló: “¡O nos organizamos o me voy; ya van tres veces que me dan por detrás!”
Como nuestra democracia.
– – – – – – – – – – – – – – –
E-Mail: loretdemola.rafael@yahoo.com
LOS VICIOS, OTRA VEZ, LE GANARON A LAS VIRTUDES. NO SIRVEN YA LAS INSTITUCIONES RECTORAS NI EL SISTEMA ELECTORAL EN SU CONJUNTO. GASTAMOS MUCHO EN EL MISMO Y OBTENEMOS BIEN POCO. ¿VA A DEJAR EL PRESIDENTE PEÑA NIETO QUE LAS MAFIAS, DE NUEVO, SE SALGAN CON LA SUYA? RECUERDE: LA HISTORIA DE SU PRESIDENCIA LA ESTÁ ESCRIBIENDO ÉL, SÓLO ÉL. Y LA VA PERDIENDO EN EL OCTAVO MES DE SU ADMINISTRACIÓN.

Comentarios con Facebook