LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Incidente de Evo Morales en Europa unió países latinoamericanos

el-avion-de-evo-morales-1733199w645

La Paz, 9 jul (PL) El rechazo generalizado por parte de las naciones latinoamericanas al agravio al presidente Evo Morales en Europa mostró cómo los gobiernos del área pueden conformar una respuesta unánime en rechazo a los abusos de poder de las grandes potencias, aseguró hoy un experto.
El especialista en derecho internacional Rubén Romero explicó en entrevista con Prensa Latina que la posición de España, Italia, Francia y Portugal de impedir el paso de Morales por temor a que transportara al exagente de la CIA actuó como un catalizador que, a la vez, reforzó la unión entre los países latinoamericanos.
Consideró que el incidente consolidó la unidad de Latinoamérica y fue el detonante de la decisión de Bolivia, Nicaragua y Venezuela de conceder asilo al exagente de la CIA Edward Snowden.
El profesor universitario destacó además la rápida movilización de los gobiernos de la región en defensa del boliviano y la utilización de las redes sociales para denunciar el incidente.
“Fue admirable la forma en que, en apenas horas, los presidentes latinoamericanos manifestaron su rechazo, tanto a través de comunicados oficiales, como de las redes sociales. Y claro, esto tuvo su mayor expresión en la cumbre a la que convocó la Unasur”, dijo.
El jueves pasado la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) celebró una cumbre extraordinaria en la central ciudad de Cochabamba, en la que los mandatarios de Venezuela, Nicolás Maduro; Ecuador, Rafael Correa; Surinam, Desiré Bouterse; Uruguay, José Mujica; Argentina, Cristina Fernández y Morales, como anfitrión, exigieron a los países europeos aclarar lo sucedido y pedir disculpas.
De acuerdo con Romero, el anuncio realizado el pasado sábado por el presidente Evo Morales de otorgar asilo al extécnico de la Agencia Nacional de Seguridad, en caso de que lo solicite, es muestra de una decisión sin injerencias y una manifestación de valor ante las amenazas de Estados Unidos.
Explicó que el asilo político es una institución legal cuya entrega por los gobiernos constituye una determinación incuestionable y que se debe respetar, bajo todo los medios.
“Con el caso de (Julian) Assange y, ahora, de Snowden, se ha evidenciado que algunos gobiernos, como el británico o el de Estados Unidos, han asumido una posición de demonización hacia lo que constituye un derecho de las naciones hacia los perseguidos políticos”, aseguró.
Consideró que las posiciones anteriores son una reactualización de la política del “están conmigo o contra mí”, popularizada por el expresidente estadounidense George Bush.
“Vemos que las naciones que se oponen a entregar a los perseguidos por Estados Unidos se convierten automáticamente en enemigos. Tanto de Estados Unidos, como de sus aliados. Y solo basta mirar lo que le pasó ahora a Evo (Morales) en Europa: por un simple rumor, se le cancela el permiso de vuelo”, sostuvo.

Comentarios con Facebook