Presidente provisorio de Egipto emite programa de transición

El Cairo, 9 jul (PL) El período transicional egipcio durará entre seis meses y un año, establece una Declaración Constitucional emitida hoy por el mandatario provisional Adli Mansour, en la cual se reserva facultades legislativas.
La declaración fue difundida horas después de incidentes cerca del cuartel general de la Guardia Republicana (GR) aquí en los que murieron 51 personas y casi 450 resultaron heridas.
El texto, conformado por 33 artículos y que entró en efecto anoche, será válido hasta la aprobación en referendo de la próxima Carta Magna, sustituta de la aprobada en diciembre pasado, cuyo contenido, impugnado por la oposición que la describió de  islamizante, fue una de causas de la crisis que estremece a este país hace nueve meses.
Un comité de especialistas será integrado para que en el término de un mes enmiende la Constitución, suspendida tras la sustitución del presidente egipcio, Mohamed Morsi, el miércoles pasado.
Mansour tendrá facultades legislativas, cuyo ejercicio consultará con el gabinete, aún en formación, una modalidad que será anulada tras las elecciones para la Cámara de Diputados, programadas para el año próximo, al igual que los comicios presidenciales.
Mientras llega ese momento, la política del Estado, el presupuesto y la declaración del estado de emergencia por hasta tres meses, estarán bajo la autoridad del mandatario provisional, según el texto.
La extensión de medidas de excepción por un periodo similar solo será aplicable tras su aprobación en referendo.
Hoy, El Cairo y otras ciudades egipcias muestran un aspecto de tirante expectación tras los disturbios de la víspera que empeoraron la crisis en que está sumergido este país desde las protestas del miércoles pasado en demanda de la sustitución de Morsi por el Mando de las Fuerzas Armadas.
Medios de la Hermandad Musulmana (HM, islamistas) acusaron a los militares de agredir a mansalva a manifestantes que oraban al alba durante una sentada frente a la sede de la GR, uno de los lugares donde se supone retenido a Morsi desde su defenestración el miércoles pasado.
En una tumultuosa rueda de prensa, los portavoces de los ministerios del Interior y de Defensa desmintieron las alegaciones basándose en imágenes en las cuales aparecen desconocidos disparando contra los soldados, que sufrieron una baja mortal, un teniente, y varios heridos.
Antes del inicio de la comparecencia, periodistas de medios egipcios exigieron la expulsión del local de los representantes de la cadena satelital Al Jazeera Mubasher Misr (Al Jazeera Egipto en Directo, en árabe) a los cuales acusaron de distorsionar la realidad e incitar a la violencia.
Semanas atrás las autoridades iraquíes ordenaron el cierre de la corresponsalía de la cadena; en marzo de 2011 el Gobierno de Siria acusó a Al Jazeera de tergiversar la entonces incipiente crisis en ese país árabe, devenida una guerra con grupos armados que tratan de derrocar por la fuerza al presidente Bashar Al Assad.

Comentarios con Facebook