Presidencia interina egipcia anunciará plan reconciliador en Ramadán

El Cairo, 10 jul (PL) Una iniciativa reconciliadora, que incluye la participación en el gobierno de miembros de la Hermandad Musulmana (HM, islamistas) será presentada en breve, anunció la presidencia interina de Egipto en un comunicado que circula hoy.
El anunció coincide con el inicio hoy en este país del mes sagrado de Ramadán, que los musulmanes dedican al ayuno y la plegaria.
Tras la difusión de la Declaración Constitucional que traza el programa transicional, el Movimiento Juvenil 6 de Abril y ponentes del Frente de Salvación Nacional, ambos opositores del derrocado presidente Mohamed Morsi, manifestaron su desacuerdo con el texto por diversas razones.
La propuesta fue rechazada a priori por la HM, sus aliados de Gamaa al Islamiya y entidades afines, que exigen el retorno a la primera magistratura del derrocado presidente Mohamed Morsi, detenido desde el miércoles pasado después que las Fuerzas Armadas lo desalojaron del sillón ejecutivo.
El Mando de las Fuerzas Armadas emitió un comunicado de apoyo a la declaración y alertó contra intentos violentos de obstaculizarla.
Con el comienzo del Ramadán se abrió otra interrogante en el tumultuoso panorama político egipcio sobre los próximos pasos de la HM, que la víspera convocó una Marcha de los Mártires en honor a los 53 muertos, cifras actualizadas, en los cruentos choques el lunes frente al cuartel general de la Guardia Republicana en esta capital.
Aunque existía la posibilidad de nuevos incidentes, la protesta transcurrió en paz, pero la situación continúa crispada, siempre al borde del estallido.
A una semana de la sustitución manu militari de Morsi, la situación está signada por la resistencia activa de los islamistas y la carrera contra el reloj de las autoridades provisorias por organizar un gabinete y comenzar lo que describe de transición.
Horas atrás el mandatario provisional Adli Mansour anunció a través de su portavoz las designaciones de un economista de 77 años, Hazem El Beldawi, como primer ministro y de Mohamed El Baradei en condición de vicepresidente encargado de las relaciones exteriores.
El flamante jefe de gabinete hizo saber que mantendrá en los portafolios de Defensa e Interior a los generales Abdel Fattah El Sissi y Mohamed Ibrahim, y en Exteriores a Mohamed Kamel Amr, quien renunció poco antes del derrocamiento de Morsi como apoyo a los cientos de miles de manifestantes que demandaron su revocación hace hoy una semana.
En un hecho separado, la cancillería anunció la convocatoria a los embajadores de Túnez y Turquía para expresarles el desagrado por declaraciones críticas de los respectivos gobiernos sobre las nuevas autoridades y la forma en que fue depuesto Morsi.
Ambos países tienen gobiernos de sensibilidad islamista, concordante con los presupuestos de la HM.
Por su parte, Arabia Saudita y los Emiratos Arabes Unidos anunciaron sendos paquetes de ayuda de cinco mil y tres mil millones de dólares como muestra de apoyo a las nuevas autoridades, a las cuales ambas inyecciones le vienen como anillo al dedo dado el precario estado actual de las finanzas egipcias.

Comentarios con Facebook