Vaticano congela fondos de prelado por transferencias dudosas

Vaticano congela fondos de prelado por transferencias dudosas

Roma, 12 jul (PL) El Vaticano anunció hoy la congelación de los fondos del prelado Nunzio Scarano por sospechas de que sirvieron para esconder transferencias dudosas realizadas mediante el Instituto para las Obras Religiosas (IOR), o Banco del Vaticano.
De acuerdo con un comunicado, las pertenencias de Scarano, quien fue detenido recientemente, fueron una “pantalla” para ocultar transferencias monetarias procedentes de Mónaco.
La acción se lleva cabo como parte de un proceso realizado por las autoridades judiciales del Vaticano sobre las transacciones sospechosas, agregó el documento, el cual podría extenderse a otras personas.
En el momento de la detención, el prelado llevaba un mes suspendido de sus labores como contador en la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA), y la policía informó que es además sospechoso de un presunto plan para retornar a Italia desde Suiza 20 millones en euros pertenecientes a una familia amiga.
El jefe de prensa del Vaticano, Federico Lombardi, afirmó hoy que la congelación de los fondos del acusado es una muestra de que el sistema de control e investigación está plenamente activo.
Al respecto, aseguró que el IOR está funcionando bajo la premisa de “tolerancia cero” con respecto a las actividades ilegales.
El Banco del Vaticano “está siguiendo una línea clara de identificación sistemática y de tolerancia cero frente a todas aquellas actividades que sean ilegales o ajenas a los Estatutos del Instituto, las realicen laicos o eclesiásticos”, manifestó.
Precisamente la víspera el papa Francisco presentó un grupo de nuevos instrumentos jurídicos, penales y administrativos que proporcionan a la Santa Sede herramientas más efectivas para combatir y prevenir la criminalidad.
Asimismo, a finales de junio último el Sumo Pontífice dispuso la creación de una comisión para reformar el IOR, con el propósito de lograr una mayor armonización de este con la misión de la Iglesia Católica.
Integrado por cinco personas, el grupo deberá recolectar informaciones sobre el desempeño de la entidad para conocer mejor su posición jurídica y actividades.
El IOR, creado en 1942 por el papa Pío XII, funciona bajo el encargo de conservar y administrar los bienes de personas físicas o jurídicas que tengan por objetivo actividades religiosas o caritativas.
Asimismo, administra los recursos del Vaticano y contribuye al financiamiento de las iglesias con mayores necesidades económicas ubicadas en los países más pobres.

Comentarios con Facebook