ANUNCIA EL GOBERNADOR SERVICIOS DE SALUD EN BENEFICIO DE MÁS DE 17 MIL HABITANTES DE LA ZONA RURAL

1Q2RBA_Salud_02

CHETUMAL, Quintana Roo, En materia de salud haber alcanzado la cobertura universal no es suficiente; estamos empeñados en mejorar la calidad de los servicios, ofrecer nuevas especialidades médicas y llevar atención médica a todos los rincones del Estado, manifestó el gobernador Roberto Borge Angulo.

En ese sentido, el jefe del Ejecutivo explicó que en fecha próxima se pondrá en operación un laboratorio clínico en la comunidad de Javier Rojo Gómez, un laboratorio clínico móvil y comenzarán a dar atención médica los Centros de Salud de Salud de Nuevo Jerusalén y Río Escondido, en el municipio de Bacalar.

—Con la ampliación de la cobertura en salud en la zona rural, mi gobierno  refrenda el compromiso de procurar salud para todos, como ofrecí desde mi campaña —explicó—. Además, atenderemos añejas solicitudes de la población, en beneficio de más de 17 mil habitantes.

El jefe del Ejecutivo indicó que en la unidad de salud comunitaria de Javier Rojo Gómez ya comenzó la instalación de un laboratorio clínico. Su área de influencia abarca 15 localidades: Palmar, Ramonal, Allende de Sabido, Álvaro Obregón Viejo, Álvaro Obregón, Javier Rojo Gómez, Pedro Joaquín Coldwell, Pucté, Cacao, Cocoyol, San Francisco Botes, Rovirosa, Esteban B. Calderón, Revolución y La Unión, con un beneficio para 16 mil 440 habitantes.

Actualmente sus habitantes, al no contar con un laboratorio cercano, tienen que viajar a Chetumal, lo que les  genera gastos excesivos, de modo que ahora se ahorrarán esos gastos; además se podrá contar con los resultados de análisis clínicos en forma oportuna, con la consecuente mejoría en la capacidad resolutiva y en la calidad de los servicios de salud.

Por otra parte anunció también que el 19 de este mes entrarán en operación los Centros de Salud de las comunidades de Nueva Jerusalén y Río Escondido, que atenderán a una población de más de 800 personas, quienes recibirán  atención médica cerca a sus hogares.

Ambas clínicas fueron construidas por el Ayuntamiento de Bacalar, que mediante la firma de un convenio, cedió su operación a los Servicios Estatales de Salud.

—Para los habitantes de esas comunidades era un sueño contar con servicios de salud  y hoy es una realidad —dijo el Gobernador—. Ambas unidades ya están debidamente equipadas y con el personal médico y de enfermería para la atención de los habitantes de esas zonas.

Por su parte, el secretario estatal de Salud, Juan Lorenzo Ortegón Pacheco, precisó que en el laboratorio clínico de la comunidad de Javier Rojo Gómez se realizarán pruebas de química clínica, hematología, examen general de orina, VIH, reacciones febriles, factor reumatoide y pruebas de embarazo, entre otras. Se considera una capacidad de 15 a 20 muestras procesadas por día.

En cuanto al laboratorio móvil, dijo que a fin de mes se pondrá en servicio como parte de las Caravanas de Salud para brindar servicio a los habitantes de las zonas más apartadas. Además, tendrá capacidad para acudir a las áreas con alguna situación de emergencia ambiental o humana.

—Esto representa un hecho “histórico” y fortalecerá los servicios de salud de primer nivel en la zona rural, con lo cual se cumplen compromisos del Gobierno del Estado con los habitantes de esas regiones —puntualizó.

Comentarios con Facebook