Absolución de Zimmerman provoca protestas en EE.UU.

protestas_contra_zimmerman_2

Washington, 14 jul (PL) La absolución del exvigilante voluntario George Zimmerman por la muerte del joven negro desarmado Trayvon Martin provocó hoy una ola de protestas en Estados Unidos.
Pese al llamado de la policía, de políticos y activistas de la minoría negra y los derechos civiles a mantener la paz,  en varias ciudades del país se produjeron manifestaciones por un fallo que para algunos estuvo marcado por el racismo y que abre viejas heridas en el país.
Tras casi dos días de deliberaciones y más de 23 de proceso, un jurado integrado por seis mujeres declaró inocente a Zimmerman del asesinato en  segundo grado, ocurrido hace más de un  año en Florida y que dividió a la opinión pública estadounidense.
El jurado encontró que el vigilante no era culpable de la muerte, mientras cientos de manifestantes negros expresaban  su frustración afuera de la  corte de Sanford, centro de Florida, sureste de Estados Unidos.
El veredicto fue alcanzado luego de deliberaciones del panel judicial por más de 15 horas después de pedir una aclaración el sábado en la noche sobre el cargo de homicidio involuntario.
La fiscalía quiso demostrar que existió mala voluntad y odio en la actuación del acusado en la noche del 26 de febrero de 2012 cuando fue asesinado Martin,  lo que justificó la solicitud de un cargo por asesinato en segundo grado, que hubiese llevado a Zimmerman a cadena perpetua.
En las audiencias el ministerio fiscal presentó al vigilante como alguien que se creía un policía, se tomó la justicia por su mano.
Zimmerman, de madre peruana, mantuvo siempre que disparó en defensa propia contra Martin, quien caminaba de noche por una urbanización de Sanford (Florida) con la capucha de la sudadera puesta, donde fue interceptado y tras un intercambio de golpes se produjo el disparo mortal.
La versión del ex vigilante sostenía que  durante la pelea Martin le pegó un puñetazo en la nariz, le empujó y, al caer al suelo, el muchacho se sentó a horcajadas sobre él y comenzó a golpearle y sacudir su cabeza contra el suelo, por lo que tuvo que dispararle.
En el juicio fue puesta en evidencia una ley de Florida conocida como “Defienda su posición” y  definida por sus detractores como “dispare primero, pregunte después”, la cual permite  a los ciudadanos del estado usar fuerza letal cuando una persona se siente  amenazada de muerte y otorga inmunidad ante la justicia.
Antes de conocerse la decisión personalidades y activistas habían advertido de que un fallo absolutorio abriría las heridas del racismo y  aumentaría el debate sobre el porte de armas y la igualdad en la justicia en Estados  Unidos.
No sería honesto decir que no había un trasfondo racial, dijo el abogado de la familia Martin, Benjamin Crump, que al igual que la fiscalía acató la sentencia.
Mientras, personalidades del país manifestaron su indignación   por el  veredicto del polémico juicio, entre ellos el reverendo Al  Sharpton quien calificó la decisión como “un día triste para  el país”.
“Estamos escandalizados y destrozados con el veredicto de hoy”, dijo  Benjamin Todd Jealous, presidente de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP, por sus siglas en inglés).
Como reacción al dictamen del panel, en varias ciudades estadounidenses se produjeron manifestaciones de protesta, entre ellas Nueva York, Oakland, Los Angeles, San Francisco y Chicago.

Comentarios con Facebook