LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Denuncian en Venezuela tácticas de espionaje estadounidenses

5381250w

Caracas, 14 jul (PL) Estados Unidos emplea organizaciones no gubernamentales (ONG) con supuestas funciones benéficas para utilizarlas en planes de desestabilización contra gobiernos que se oponen a sus políticas, denunció hoy el analista José Vicente Rangel.    Estados Unidos ya no emplea agentes para ello sino que crea estas ONG, financiadas por sus agencias de inteligencias, y usa programas como el Prism para acceder a información de primera mano, según Rangel en la sección Confidenciales de su programa José Vicente Hoy, transmitido por Televen.
Indicó que países como Venezuela están en la mira de tal actividad, pues mediante este programa informático la estadounidense Agencia Nacional de Seguridad (NSA) penetró los servicios de la estatal Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela y de la operadora móvil privada Telcel (actualmente Movistar).
Es así como la NSA, con su programa Prism, ha penetrado a través de vigilancia electrónica innumerables redes y sistemas de comunicación obteniendo un inmenso caudal de información y datos de diferentes países, agregó.
La existencia de Prism se hizo pública en días pasados, luego de que el extécnico de la CIA Edward Snowden develara al mundo estrategias de espionaje cibernético por parte de Estados Unidos para obtener información confidencial de otras naciones.
El Prism cuenta con unidades de adquisición activas inteligentes que buscan en las redes perfiles predeterminados y se lleva copias de los correos, voz digital y localizaciones geográficas de celulares desde las centrales y servidores locales para cada país, prosiguió Rangel.
De ese modo, la NSA utiliza interceptores para la captura masiva de comunicaciones fuera de Estados Unidos, sobre Internet y la red telefónica móvil, añadió.
Es así que la NSA, mediante su sistema de interceptación monitorea todo el flujo de datos y lo almacena transitoriamente, por lo cual puede acceder a conversaciones de ministros, dirigentes, empresarios, militantes populares, entre otros, detalló el periodista.
Rangel subrayó que en marzo pasado el director de la NSA, James Clapper, negó que esta agencia se utilizara para espiar a ciudadanos norteamericanos, “lo cual, como ya se sabe, lo hacen y siguen haciendo como lo confirman las denuncias hechas por Snowden”.
Tal declaración, afirmó, es un delito que debe castigarse con la destitución del cargo del funcionario, sin embargo, ningún tribunal estadounidense se ha pronunciado al respecto para sancionarlo.

Comentarios con Facebook