Jefe militar egipcio descorre velo sobre últimas horas de Morsi

El Cairo, 14 jul (PL) El general Abdel Fattah El Sisi, arquitecto del derrocamiento del presidente egipcio Mohamed Morsi, descorrió hoy una esquina del velo que cubre las últimas horas del mandatario en el palacio presidencial.
Enviamos el mismo mensaje al presidente a través de dos emisarios, su primer ministro, Hicham Qandil, y una respetable figura legal, en el que le recomendábamos que convocara a un referendo nacional y en ambas ocasiones la respuesta fue un rechazo total, aseguró el ministro de Defensa ante un grupo de altos oficiales.
Aunque el relato del general El Sisi difundido por medios oficiales no especifica horas, la misiva fue remitida tras el estallido de protestas en todo el país el pasado día 30 en las cuales participaron  millones de personas en demanda de la dimisión de Morsi, según sus organizadores.
La negativa de éste llevó a la presentación del mapa de ruta, como llama el mando militar al programa para la solución de la crisis política, aseveró el jefe castrense en su relato difundido por el diario oficial Al Ahram.
El programa incluye la suspensión de la Constitución, la disolución de la Shura o cámara alta del Congreso, dominada por delegados de la misma sensibilidad islamista que el mandatario, la formación de un gabinete provisorio y la creación de un comité de expertos para modificar la carta magna.
Apenas 24 horas después de la destitución de Morsi el proyecto de los militares se puso en marcha tras el juramento como mandatario interino del presidente del Tribunal Supremo Constitucional, Adli Mansour, quien nombró a un primer ministro, el economista de 77 años Hazem El Beblawi.
Las fuerzas armadas se mantuvieron comprometidas con la legitimidad de las urnas hasta que esa presunta legalidad actuó contra sus propios propósitos, subrayó el ministro de Defensa.
Éste aclaró que “los militares no nos proponemos interferir en la política (…) el mapa de ruta fue elaborado para que los egipcios ejerzan sus alternativas”.
Acorde con reportes sin confirmar, Morsi está detenido en la cárcel de Tora, en el distrito capitalino de clase alta de Maadi, sometido a interrogatorio tras la presentación de acusaciones en su contra por espionaje, incitación a la violencia y dañar la economía nacional.
En esa misma prisión espera juicio por varias acusaciones el expresidente Hosni Mubarak, derrocado tras 18 días de protestas tumultuarias a principio de 2011.

Comentarios con Facebook