Reino Unido y OIT trabajarán para disminuir explotación laboral

Reino Unido y OIT trabajarán para disminuir explotación laboral

Ginebra, 15 jul (PL) La Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Reino Unido acordaron hoy un nuevo proyecto para ayudar a prevenir la trata de mujeres en el sur de Asia con destino a la explotación laboral.
Se trata de una inversión millonaria por parte de Londres para mejorar las condiciones de 100 mil niñas y mujeres de esa región, para que no sean sometidas a distintas formas de maltratos en el mercado del trabajo, explicaron especialistas de la OIT.
El proyecto Work in Freedom (Trabajar en Libertad) pretende combatir la trata de mano de obra que circula por varias rutas entre países como Bangladesh, Nepal, y Oriente Medio, en particular Jordania, Emiratos Árabes Unidos y Líbano.
De acuerdo con los cálculos de la OIT alrededor de 21 millones de personas son víctimas en todo el mundo del tráfico y el trabajo forzoso, la mayoría procedente de Asia, siendo las niñas y las mujeres las más afectadas.
Cada año millones de personas de comunidades pobres migran para trabajar y enviar dinero a sus hogares con el fin de mantener a sus familias.
Aún cuando consiguen empleos, como trabajadores domésticos internos para cocinar, limpiar y cuidar niños, o en la industria textil, muchos son engañados y acaban víctimas de la trata para ser empleados con salarios extremadamente bajos o ninguna remuneración.
De igual forma ven limitados sus movimientos, afrontan condiciones de vida y trabajo muy duras, y con frecuencia sufren abuso físico y sexual.
Entre las metas del programa entre Reino Unido y la OIT está proporcionar a 50 mil féminas capacidades profesionales y formación para ayudarles a evitar la trata y asegurar, en caso de migrar, un contrato legal y un salario decente.
Igualmente pretende prevenir el trabajo infantil al ayudar a miles de niñas menores de 16 años a permanecer en la escuela, de manera que no se vean obligadas a trabajar.
El director general de la OIT, Guy Ryder, explicó que se estima en más de 12 mil millones de dólares los ingresos anuales retenidos a quienes están atrapados en el trabajo forzoso en Asia y Oriente Medio.
Este es un dinero que debería ayuday a las familias a salir de la pobreza, afirmó.
Consideró que esa innovadora asociación con el Reino Unido es un paso crucial para hacer que la migración por motivos de trabajo sea un medio seguro y legítimo de mejorar los medios de subsistencia.

Comentarios con Facebook