Osprey estadounidenses avivarán ira de ciudadanos japoneses

Tokio, 17 jul (PL) El envío de otros 12 aviones estadounidenses Osprey a Okinawa, avivará la ira de los japoneses residentes en esa sureña prefectura del País del Sol Naciente que rechazan la presencia de esos aparatos.
Según fuentes diplomáticas norteamericanas y niponas, a finales del corriente mes esa cantidad de aeronaves se agregará a otra similar ya presente en la base de Funtenma perteneciente a los Infantes de Marina de Estados Unidos.
Los Osprey comenzaron su andadura hacia Japón por una instalación estadounidense en San Diego, California, desde donde, a bordo de un carguero, partieron con rumbo a Iwakuni, prefectura japonesa de Yamaguchi, antes de llegar a su destino final.
Las aeronaves de rotor inclinable constituyen causa de polémica y disgusto dentro de la población japonesa con motivo de accidentes y por la ubicación geográfica de la base de Futenma, en medio de un conglomerado de viviendas.
Fallas operacionales ocasionaron la precipitación de dos Osprey en Japón, pero ni el Gobierno local ni el Pentágono ofrecieron explicación alguna de esos hechos ni tampoco del daño causado a la ciudadanía.
De igual manera el ruido de los motores obligó a establecer reglas de juego para los vuelos, en tanto que solo debían despegar en horarios adecuados, aunque los militares norteamericanos en ocasiones violan esa disposición de Tokio.
La población de Okinawa y sus gobernantes protestan con frecuencia porque en esa zona se concentra 70 por ciento de los soldados estadounidenses en Japón.
Desde finales de la II Guerra Mundial hasta 1972, esa región nipona estuvo bajo jurisdicción de Washington.

Comentarios con Facebook