LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

FARC-EP anuncian disposición de liberar a soldado norteamericano

FARC

Bogotá, 20 jul (PL) Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) anunciaron que tienen en su poder a un soldado norteamericano desde el pasado 20 de junio y solicitaron una comisión humanitaria para su liberación como muestra de paz.

En un comunicado divulgado en su sitio en internet, la guerrilla subrayó que Kevin Scott Sutay fue retenido en el municipio del Retorno, en el departamento Guaviare.

El militar, añade el texto, asegura haber sido miembro de la Armada estadounidense de 2009 a marzo de 2013 y según su propia versión participó en la guerra de Afganistán entre los años 2010 y 2011.

“A pesar del derecho que nos asiste para mantenerlo como prisionero de guerra, hemos tomado la decisión de liberarlo como un gesto dentro del ambiente de las conversaciones con el gobierno colombiano, en búsqueda de un acuerdo que ponga fin al conflicto social y armado en nuestro país”, señala.

Las FARC-EP solicitaron una comisión humanitaria encabezada por la exsenadora Piedad Córdoba, un delegado de la comunidad de Saint Egidio y el Comité Internacional de la Cruz Roja para liberar al ciudadano estadounidense.

La guerrilla señaló que Scott ingresó al país el 8 de junio de 2013, siguiendo la ruta México, Honduras, Costa Rica, Nicaragua, Panamá, Bogotá, San José del Guaviare, sede de la base militar del Barrancón, donde es conocida de tiempo atrás la presencia de militares norteamericanos, sostiene el comunicado.

Su captura, añade, “pone de manifiesto la activa participación sobre el terreno, de militares y mercenarios norteamericanos en operaciones de contrainsurgencia en las que aparecen bajo el eufemismo de contratistas”.

Esta es una “forma privatizada de las fuerzas de intervención imperial, propia de la era de la globalización capitalista, que les permite explotar otro filón del negocio de la guerra con un menor costo político para sus campañas de agresión y rapiña contra los pueblos”.

Negocio criminal, subrayan, “del que aspiran a ser parte el presidente Santos, su ministro de Defensa y los generales, cuando anuncian a los cuatro vientos la suscripción de un acuerdo de cooperación con la OTAN”.

Comentarios con Facebook