LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Ultiman preparativos para visita del papa a Rio de Janeiro

611x458

Río de Janeiro, 20 jul (PL) Las autoridades brasileñas ultiman hoy los detalles y extreman las medidas de seguridad para recibir dentro de 48 horas al papa Francisco, quien participará aquí en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) católica.

Empleados municipales dan los últimos toques a la gran plazoleta edificada en el Campo de Fe de Guaratiba, donde Francisco realizará una misa con más de un millón de peregrinos que asistirán a la JMJ, la cual se realizará entre el 22 y 28 próximos.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se reunirá en dos ocasiones con el Sumo Pontífice; durante el recibimiento oficial en el Palacio Guanabara de esta urbe y la ceremonia de cierre de esta jornada católica.

Según el programa de visita difundido por el Vaticano, Francisco sostendrá encuentros con los jóvenes, participará en un almuerzo, en una vigilia de oración y una reunión con el Comité Organizador de este evento.

También está planeado un encuentro con reclusos, así como visitas a una comunidad y al Hospital San Francisco de Asís, de la Providencia, y una reunión con autoridades eclesiásticas brasileñas.

El Vaticano descartó realizar cambios al programa de actividades del papa en Rio, a pesar de las solicitudes de las autoridades federales, que temen se registren protestas durante la JMJ.

La iglesia católica -según medios de prensa nacionales- afirmó que las protestas son contra los políticos y por reclamos sociales, y no contra la máxima autoridad eclesiástica.

Se prevé que ocurra una manifestación contra el gobernador de ese estado, Sergio Cabral, y el alcalde de la ciudad, Eduardo Paes, durante el recibimiento oficial en el Palacio Guanabara el lunes próximo, lo cual genera tensión en las fuerzas de seguridad destinadas a garantizar la tranquilidad durante la visita papal.

El temor por posibles movilizaciones motivó que de 10 mil efectivos se aumentarán a 14 mil los efectivos a desplegar en Río para evitar desmanes y actos de vandalismo.

El general del Ejército José Alberto da Costa Abreu afirmó en días pasados que no se permitirán personas enmascaradas en las actividades de la Jornada Mundial de la Juventud católica, ni en las que estará el Sumo Pontífice.

Además de las tropas terrestres, oficiales de la Marina y la Fuerza Aérea se encargarán de la protección de las instalaciones estratégicas, como centrales de energía eléctrica, de telecomunicaciones y de agua.

Otra preocupación es la decisión de Francisco de utilizar un papamóvil abierto, sin cristales antibalas para el encuentro con los fieles, aunque voceros de la prefectura dijeron que a Río fue trasladado también otro papamóvil blindado, por si acaso.

Comentarios con Facebook