Ciencia y SaludVolver a Ciencia y Salud

Científicos urgen a Canadá proteger el bosque boreal

18-mayo-2010-17-28-45-canada-medioambiente_detalle_media

Ottawa, 22 jul (PL) Científicos de diversas naciones urgen hoy a Canadá a proteger el bosque boreal ante el creciente avance de proyectos industriales en ese ecosistema, considerado el mayor almacén de carbono en el mundo.

Los expertos alertan que los 5,8 millones de kilómetros cuadrados de las florestas del país necesitan mayor atención federal porque presentan afectaciones por la extracción de gas, petróleo y maderas, la minería y el sector hidroeléctrico.

Como consecuencia, precisan, peligra la subsistencia de muchos animales endémicos de esas zonas, la calidad de las aguas y la reproducción de las especies en lugares como los Grandes Lagos.

Explican que además de representar una amenaza alimenticia para los humanos, los efectos agravarán el cambio climático, aseguran los 23 expertos, procedentes de Canadá, Estados Unidos, Australia y Reino Unido.

El documento, preparado para presentar a un Congreso Internacional de la Conservación de la Biología en la ciudad estadounidense de Baltimore, llama al gobierno canadiense a incluir a las comunidades indígenas en los proyectos de protección de los bosques boreales.

“Debe ser prioritario garantizar que los aborígenes dirijan las tareas de identificación y manejo de esas áreas”, indica el texto.

El bosque boreal de Canadá almacena más carbono que cualquier otro ecosistema en el planeta, es hogar de un importante número de coníferas, extensas reservas de agua dulce, millones de aves migratorias y renos.

El llamado de los científicos tiene lugar luego que Ottawa abandonó el Protocolo de Kyoto, adoptado en 2007 con el objetivo de disminuir las emisiones de seis gases de efecto invernadero que causan el calentamiento global.

Las autoridades dijeron que no estaban dispuestas a pagar las multas relacionadas con el incumplimiento de la reducción de emisiones de sustancias contaminantes a la atmósfera.

Canadá también se salió de la Convención de Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, el primer país miembro de la entidad mundial en dar ese paso.

Comentarios con Facebook