Dolce & Gabbana cierra por indignación

images

Los diseñadores italianos Dolce & Gabbana cerraron sus tiendas de Milán durante tres días el viernes en protesta por haber sido “enjuiciados públicamente” por una condena por evasión fiscal en junio, que ellos dicen que apelarán.

Las palabras “cerrados por indignación” adornaban las ventanas de las tiendas de los diseñadores en una lujosa calle de Milán, la ciudad donde los creadores mostraron su primera colección en 1985.
Domenico Dolce y Stefano Gabbana fueron condenados a 20 meses de cárcel por evasión fiscal de regalías de unos 1.000 millones de euros por la venta de su marca a un holding con sede en Luxemburgo en 2004.
Sus abogados dijeron que confiaban en que se retirarán los cargos. Es poco probable que los diseñadores pasen tiempo en la cárcel por la complejidad y duración de los procesos de apelación en Italia.
“No queremos seguir sufriendo las acusaciones insuficientes de la policía financiera y de la autoridad fiscal, los ataques del ministerio público y el enjuiciamiento mediático en el que hemos sido colocados varios años”, dijo en un comunicado.
Los creadores dijeron que continuarán pagando a sus más de 250 empleados en Milán durante el cierre temporal de los nueve establecimientos que tienen en la ciudad.
Transeúntes se detenían para leer un artículo en el escaparate que citaba a un concejal de la ciudad argumentando que Milán no debería permitir a los diseñadores exponer sus colecciones en espacios comunales durante la famosa semana de la moda de la ciudad, en septiembre.

“No necesitamos ser representados por evasores fiscales”, dijo el concejal Franco D’Alfonso en la cita.

La casa de modas, famosa por sus vestidos con corsés sensuales y sus modelos atrevidos, vendió algo menos de 1.500 millones de euros en ingresos mundiales en 2011.
El caso es uno de los pocos casos de evasión de impuestos que han salido a la luz en Italia, donde las tasas a empresas están entre las más elevadas del mundo.

Comentarios con Facebook