Rajoy hablará próxima semana para aclarar denuncias por corrupción

Madrid, 23 jul (PL) El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, comparecerá el próximo 1 de agosto en el Congreso de los Diputados para explicar las acusaciones de corrupción contra el Partido Popular (PP), confirmaron hoy fuentes oficiales.

En declaraciones a la prensa, el presidente de la Cámara baja, Jesús Posada, precisó que Rajoy intervendrá en la sesión plenaria del jueves de la venidera semana para esclarecer las denuncias del extesorero del PP Luis Bárcenas, en prisión provisional desde el pasado 27 de junio.

El 15 de julio, Bárcenas confesó ante la justicia haber abonado sobresueldos ilegales a altos cargos del PP, incluido al propio gobernante, como parte de una contabilidad secreta gestionada por él durante 20 años en el seno de la agrupación conservadora.

Este escándalo, destapado por la prensa a principios de año, erosionó la credibilidad del mandatario, artífice, además, de un draconiano plan de recortes sociales y laborales para reducir el déficit público.

Según adelantó Posada, el formato de la comparecencia del jefe del Ejecutivo, quien la víspera dijo que daría su “versión” sobre el denominado caso Bárcenas, será similar a las que ofrece cuando rinde cuenta sobre las conclusiones de las cumbres europeas.

De esa manera, Rajoy intervendrá sin límite de tiempo, para luego dar paso al turno de réplica de los grupos parlamentarios de la oposición y a una contestación final del presidente, en un debate que durará varias horas.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) afirmó la víspera que insistirá en pedir la dimisión del jefe del Gobierno, a pesar de haber resuelto acudir al Congreso a petición propia.

Sobre la decisión del gobernante, la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, estimó que llega tarde, mal y a rastras, y anticipó que los socialistas volverán a solicitar su renuncia durante dicho debate.

Consideramos que no debe seguir (en el cargo), pero se lo queremos decir en la sede parlamentaria, enfatizó en una rueda de prensa.

A juicio de la dirigente de la principal fuerza de la oposición, lo anormal y extraordinario era que Rajoy no fuera a la Cámara baja, cuando en cualquier democracia del entorno “por mucho menos y mucho antes” habría acudido al Parlamento, apuntó.

Para Valenciano, la amenaza de presentar una moción de censura contra el Gobierno, adelantada la semana pasada por los socialistas, contribuyó a obligar a Rajoy a comparecer, aunque también influyó, dijo, la presión internacional y de la opinión pública española.

En términos muy similares se pronunció el líder de la coalición Izquierda Unida, Cayo Lara, quien reclamó al mandatario un debate serio, sin trampas y artimañas y que no se cierre en falso.

Comentarios con Facebook