CIA mantendrá presencia significativa en Afganistán después de 2014

Washington, 24 jul (PL) La Agencia Central de Inteligencia (CIA) comenzó a cerrar una parte de sus bases en Afganistán, aunque mantendrá allí una presencia significativa tras la retirada del grueso de las fuerzas militares estadounidenses en diciembre de 2014.

Funcionarios de la administración del presidente Barack Obama esperan que la entidad de espionaje mantenga una estación en Kabul que será una de las más grandes de las que tiene la agencia en todo el mundo, así como una flota de aviones teledirigidos (drones) para patrullar áreas fronterizas con Pakistán.

La CIA se niega a perder la posición privilegiada que tiene en el país asiático para negociar con el presidente Hamid Karzai, quien ha reconocido públicamente que aceptó dinero de la agencia de espionaje durante años, señala hoy el diario The Washington Post.

Algunas de las bases que se clausuran sirvieron para obtener información de inteligencia durante el incremento de la controversial campaña de ataques letales con dichas aeronaves, por lo que las reducciones pueden provocar el deterioro de las capacidades antiterroristas de la CIA, agrega la publicación.

Los cierres ahora en curso constituyen pasos preliminares de un plan para disminuir en dos años a seis las 12 instalaciones pertenecientes a la CIA en el país asiático.

Altos funcionarios de inteligencia dijeron al rotativo capitalino que los reajustes son necesarios en una región en la cual las misiones de espionaje son ahora menos significativas, porque se redujo la amenaza que representa la organización extremista Al Qaeda en Pakistán y áreas aledañas.

La agencia enfrenta un conjunto de desafíos en otras áreas geográficas, en particular el seguimiento de la situación en Oriente Medio y la entrega de armamento a las bandas antigubernamentales que intentan derrocar por la fuerza al presidente sirio, Bashar al Assad.

Sin embargo, el alcance y programación de la retirada de la CIA de territorio afgano aún está por precisar, y en buena medida dependerá de la cantidad de militares que Obama decida mantener allí después de 2014, concluye el rotativo.

De acuerdo con datos oficiales, se espera que la Casa Blanca reduzca los efectivos en el país asiático de 63 mil que ahora mantiene a 10 mil después de la fecha tope, aunque el gobierno estadounidense ha dado señales de que también considera una llamada Opción cero o retirada total de sus unidades.

Un estudio reciente publicado por el Pentágono afirma que la operación de retirada de las tropas de Estados Unidos de suelo afgano tendrá un costo de unos siete mil millones de dólares, porque además del personal militar el Pentágono tendrá que sacar vehículos, helicópteros y carros blindados a través de países limítrofes.

Desde que Estados Unidos inició la guerra contra Afganistán en octubre de 2001, unos dos mil 255 norteamericanos murieron en ese país, y más de 17 mil 670 resultaron heridos, mientras el costo total aproximado de la contienda para Washington rebasa el billón de dólares, según datos oficiales.

Comentarios con Facebook