Denuncian aumento de actos contra el Islam en Francia

islam en francia

París, 24 jul (PL) Las agresiones y amenazas en Francia contra los creyentes musulmanes crecieron en 35 por ciento durante el primer semestre de 2013 respecto a igual período del año anterior, de acuerdo con un informe publicado hoy aquí.

El presidente del Observatorio contra la Islamofobia, Abdallah Zekri, dijo que entre enero y junio se cometieron 108 actos de violencia, entre ataques personales, incendios y profanación de lugares de culto, contra 80 en los primeros seis meses de 2012.

Al mismo tiempo, agregó, los insultos, amenazas y difamaciones subieron de 63 el año pasado a 84 durante el actual.

De manera global, precisó Zekri, esto significa un incremento del 35 por ciento de acciones registradas oficialmente contra la religión musulmana o sus símbolos, pero habría que agregar aquellas no denunciadas ante las autoridades correspondientes.

Otra organización, el Colectivo Contra la Islamofobia en Francia (CCIF), aseguró que durante 2012 las agresiones tuvieron un incremento sin precedentes en todo el país, alimentadas por algunos medios de comunicación y ciertos políticos de extrema derecha.

En este fenómeno la mayor parte de las víctimas suelen ser mujeres, de manera particular las que utilizan la vestimenta tradicional, aún sin portar el velo sobre el rostro.

Según el CCIF, que es miembro consultivo de la Organización de las Naciones Unidas, se está pasando en el país galo de una islamofobia política a una cultural, cuyas manifestaciones se encuentran con mayor frecuencia en cualquier lugar público, incluidos los establecimientos escolares.

El fin de semana un control policial a una mujer que portaba el velo integral, prenda prohibida aquí desde 2011, generó graves disturbios entre cientos de pobladores de la comuna de Trappes y las fuerzas del orden.

Ubicada a pocos kilómetros del Palacio de Versalles, al sur de esta capital, Trappes tiene unos 30 mil habitantes y la tasa de desempleo ronda el 15 por ciento, más de cuatro puntos por encima de la media nacional.

En un contexto social complejo por la pobreza y la falta de oportunidades, las tensiones religiosas y las malas relaciones entre la población y la policía generan un ambiente potencialmente explosivo, señaló la especialista Véronique Le Gloaziou.

Los controles de identidad son una fuente de malestar debido a que un ciudadano negro o de origen magrebí tienen entre dos y 15 veces más posibilidades de sufrirlo, con respecto al resto de las personas, afirmó Le Gloaziou.

Comentarios con Facebook