LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Destacan voluntad política frente a derechos de ancianos en Nicaragua

Managua, 24 jul (PL) La Unidad Nacional del Adulto Mayor (UNAM) de Nicaragua reconoció hoy el corto tiempo en el cual el gobierno respondió a sus demandas en torno a la pensión reducida, restituida mediante Decreto Presidencial.

El presidente de esa organización, Porfirio Díaz, destacó en la televisión la voluntad política y el breve tiempo transcurrido desde el establecimiento de la comisión encargada de tratar el tema a la respuesta dada a los ancianos.

Manifestó que la lucha de ellos no finaliza allí, porque siempre quedarán derechos por conquistar para ese segmento social, pero admitió que “hemos entrado a un proceso y no todo se resuelve de la noche a la mañana”.

“En este proceso hemos tomado un camino muy positivo, donde prevale el diálogo, la comprensión y sobre todo la disposición de todos los que componemos esta comisión”, declaró en la revista En Vivo del Canal 4.

Díaz significó el tratamiento recibido de las autoridades estatales encargadas de dialogar con la UNAM, surgida en 2007, “con el comandante Daniel Ortega de vuelta, bajo cuyo gobierno los adultos mayores siempre hemos logrado restituir nuestros derechos”.

“Sólo bajo un gobierno de izquierda, un gobierno revolucionario, es que se pueden dar muchas respuestas a los pobres, a los adultos mayores, a las personas más afectadas por el capitalismo salvaje”, afirmó.

El sandinismo estableció la pensión reducida en 1982 y la mantuvo incluso durante la guerra, pero 12 años después dejó de aplicarse por el gobierno de Violeta Barrios, recordó y declaró que con la derogación del Artículo 56 del Reglamento General de la Ley de Seguridad Social condenaron a los adultos mayores a morir de hambre.

Para el secretario de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, lo esencial es la reinstalación del modelo de diálogo y consenso, con el cual el gobierno de Ortega trabaja hace seis años.

La mesa de trabajo inició el 24 de junio y dinamizó el acompañamiento y asistencia humanitaria para mejorar la calidad de vida de los ancianos, en colaboración con los Gabinetes de Familia, Salud y Vida y de la Promotoría Solidaria, explicó.

Estos esfuerzos implicaron mediciones visuales para dotar de lentes y la entrega en julio del bono solidario a unos siete mil 500 mayores de 60 años, ejemplificó y aseguró que la intención es seguir incorporando personas a ese sistema de beneficios.

A ello se suman acciones desde el Ministerio de la Familia, Adolescencia y Niñez, así como del de Salud, para solucionar problemas respecto a inmuebles y que la atención en salud sea de calidad, de manera respectiva.

El anuncio del 19 de julio vino a ubicarnos otra vez en un momento de solidaridad y alta sensibilidad social con un sector esencial por su aporte histórico, opinó el ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, en alusión al Decreto Presidencial No. 28-2013.

Comentarios con Facebook