Oposición española reclama a Rajoy claridad en casos de corrupción

Madrid, 24 jul (PL) La oposición española pidió hoy al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, centrar su comparecencia de la próxima semana en esclarecer los escándalos de corrupción que sacuden al derechista Partido Popular (PP).

Durante el debate en la Diputación Permanente, órgano que sustituye al pleno en períodos no ordinarios de sesiones, el líder de la coalición Izquierda Unida (IU), Cayo Lara, emplazó a Rajoy a explicar si el PP se financió de manera irregular durante 20 años.

Lara aludió a las acusaciones del extesorero del PP Luis Bárcenas, quien hace 10 días confesó ante la justicia haber abonado sobresueldos opacos a altos cargos populares, incluido al propio gobernante, como parte de una contabilidad paralela de la agrupación conservadora.

El coordinador federal de IU opinó que en su intervención del venidero 1 de agosto en el Congreso de los Diputados, el jefe del Ejecutivo debe decir toda la verdad respecto a esas denuncias y no intentar enmascarar su discurso con otros temas como el económico.

No estamos solicitando un análisis sobre la situación del país, sino un debate sobre el estado de la corrupción en el PP, ironizó el máximo dirigente de la coalición de izquierda, quien reiteró el pedido de crear una comisión parlamentaria para investigar esa lacra.

Los ciudadanos quieren y tienen derecho a saber si en efecto hubo dos décadas de financiación oculta en el Partido Popular y si se utilizaron fondos ilegales para ganar campañas electorales, apuntó Lara.

Por su parte, el portavoz de Convergencia y Unión (derecha nacionalista catalana) en la Cámara baja, Pere Macías, sugirió al mandatario no caer en el disimulo y concentrar su futura alocución en el llamado caso Bárcenas, como reclama la mayoría de los españoles.

Sometido a fuertes presiones de sus detractores, el presidente del Gobierno anunció el pasado lunes que acudirá al Parlamento para, según dijo, dar su versión sobre las graves revelaciones de su antiguo pagador.

Con esa decisión, Rajoy intentó sortear, al menos por ahora, una moción de censura que el Partido Socialista Obrero Español, principal fuerza de la oposición, amenazó con presentar si no comparecía en la Cámara baja.

Hablaré sobre este asunto en el Congreso porque es allí donde reside la soberanía nacional, remarcó el mandatario sin pronunciar el nombre del otrora administrador de las finanzas del PP, en prisión provisional desde el pasado 27 de junio.

Comentarios con Facebook